Mario Micheli asumió por otro período como secretario general de la CTA regional Cañuelas-Lobos, en un multitudinario acto que se llevó a cabo en Máximo Paz, como una clara señal de apoyo de la central a los trabajadores de Friogocarne sin Patrón, cooperativa ubicada en esa localidad a la que el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), le suspendió la matrícula, la semana pasada.

La proclamación de las autoridades elegidas para el período que va hasta 2022, fue en el Polideportivo Cubierto de Máximo Paz donde, entre otros, estuvieron el titular de la CTA provincial, Roberto Baradel, el intendente de Cañuelas, Gustavo Arrieta y la diputada Nacional, Laura Alonso, además de delegaciones del MTL, Suteba y la Ctep.

Pero la jornada comenzó ante las puertas cerradas de la cooperativa Friogocarne sin Patrón que, como recalcó Micheli, “permanecen cerradas por las presiones de las cámaras empresariales de la carne y la vergonzosa actitud del Inaes”.

Desde ahí, en lo que fue la movilización más importante de que tenga memoria Máximo Paz, en medio del aplauso de los vecinos, la marcha encabezada por los trabajadores de Frigocarne se dirigió por la avenida Pereda, la principal de la localidad.

Ahí, además de Baradel y Micheli, estuvieron los integrantes del Secretariado de la CTA bonaerense, Raúl Calamante, María Reygada y Pablo Masciangelo, el titular de la central de Florencio Varela Osvaldo Cáceres, el de Esteban Echeverría, Aníbal Balmaceda, el adjunto de Moreno-Merlo-Marcos Paz, Gustavo Muñoz y el presidente de la Federación de Cooperativas La Central, Juan Vitta.

 

Fiesta

 

Ya en el Polideportivo, se vivió una verdadera fiesta en la que se exhibió un fuerte sentido de unidad y acción, además de capacidad organizativa.

Ahí se dirigieron a los presentes los flamantes integrantes del Consejo Ejecutivo de la regional. Encabezados por Micheli, estuvieron Mirta Aranda, Francisco Medina, Manuel Negrín, Laura Cazola, Flavia Guardia, Ricky Aristegui, Dardo Carabajal, María Ahumada Tarantini, Patricio Bruno, Susana Zacco, Sandra Coronel, Julián Zancarini, Solange Fiorentín y Rubén López.

Mirta Aranda, quien también preside Frigocarne, repasó la historia y presente de lucha de la cooperativa y dejó en claro que existe la decisión inclaudicable de reabrir en poco tiempo la planta.

Después, Micheli recalcó que “como ocurrió desde el primer día, la CTA estuvo y sigue bancando a Frigocarne”, tras lo que recordó aspectos de la tarea realizada hasta ahora, pero también se refirió a los desafíos que se plantean “de cara a las políticas de represión”.

Y, en este sentido, fue claro a la hora de resaltar que es preciso “avanzar en el camino de la unidad en la acción”, ya que “cuando hay represión no se fijan si somos de la CTA, la Ctep o la CGT”.

Asimismo, insistió en que “nos queda un gran trabajo y lo enfrentaremos sin miedo” y recordó que “repudiamos el Proyecto de Presupuesto nefasto de la gobernadora Vidal y la Cumbre del G-20”, tras lo que destacó que “necesitamos compañeros dispuestos a la pelea con mayor movilidad y convencimiento”.

Para el cierre, en su mensaje, Baradel hizo hincapié en el papel que tuvo la CTA durante los últimos años ante la profundización de las políticas represivas del gobierno, le volvió a dar su explícito apoyo a la lucha de los operarios de Frigocarne y señaló que “nosotros no queremos patrones porque somos capaces de gestionar, producir e incluso de gobernar nuestro país”.

Fuente:

Nuestra Propuesta | Diario del Partido Comunista de la Argentina