La situación política nacional está signada por una coyuntura muy compleja en el sentido de la división, fractura y atomización de las fuerzas de oposición en Venezuela que están divididas en tres o cuatro partes, lo que imposibilita el diálogo en un corto plazo, esta es la lectura que hizo el integrante de la Comisión de Asuntos Internacionales del PSUV, Roy Daza.

Indicó que el gobierno ha ratificado la posición del diálogo, Constitución y acción conjunta para resolver los problemas. “Eso es muy importante porque les da una respuesta política a quienes dicen que aquí no hay democracia o que hay un régimen autoritario”, afirmó.

A su juicio, la oposición se encuentra a la “deriva política” al criticar la postura de la Asamblea Nacional de plantearse un problema cuando el gobernante “asuma” un nuevo período el 10 de enero porque el “supuesto” Parlamento “ya había declarado que estaba ausente. Ahora resulta que el ausente no fue electo”, exclamó.

En este sentido, expresó que la misma Asamblea Nacional declaró la ausencia del presidente, lo que representa una contradicción cuando ahora afirman que no habrá legitimidad del ausente, es decir, Nicolás Maduro.

“La oposición política no tiene propuesta para el país y la principal oposición en Venezuela está en Washington y se llama Donald Trump”, aseveró Daza.
Daza resaltó, que además de las arremetidas de la derecha venezolana contra el gobierno de Nicolás Maduro, se suma Donald Trump, quien sigue generando bloqueos y desestabilización en el país.

Asimismo, el integrante de asuntos internacionales del PSUV, aseguró, que ante los constantes ataques de Estados Unidos, el pueblo ha respondido con movilizaciones, en respaldo al Jefe de Estado.

Precisó que una de las fortalezas que existen dentro de la revolución para afrontar todo el asedio imperial que se ha venido orquestando para derrocar la paz y la estabilidad económica del país es la unidad dentro del GPP.

Desmintió que haya divisiones en el seno del partido rojo e hizo énfasis en la unidad, que a su juicio, es clave para salir de la crisis que enfrentamos.
Reconoció que las distintas corrientes del chavismo que se han desprendido del PSUV en los últimos años deben verse con distintos enfoques de pensamiento. Agregó que “la crítica es necesaria”.

Argumentó que hay algunos que están en oposición por una especie de “retaliación”, por lo que estima que esos que se van por ese camino, no pueden llamarse a sí mismos que pertenezcan a una corriente política.

Desestimó que se pueda sentarse a dialogar con personas que “corren a Washington para hablar con Luis Almagro, que es una persona que quiere crear problemas en el país. Esa persona no tiene validez porque no puedes debatir con alguien que quiere propiciar una invasión en el país”, dijo.

“Los movimientos bolivarianos se han mantenido unidos en los ataques de la derecha fascista, la movilización del pueblo en la calle que ha sido vital, la unidad del Gran Polo Patriótico, de las fuerzas sociales; y la unión cívico militar”, apuntó el constituyente.
Adelantó que en el proyecto de la nueva Constitución, los concejos municipales tendrán peso en la Carta Magna porque se buscará que el Parlamento de cada municipalidad pueda tener en sus manos “la transformación” de esas jurisdicciones en el país, por lo que la elección del 9 de diciembre “es la más importante desde 1989”.

En cuanto a los problemas que existen en Estados Unidos por el tema migratorio, Daza apuntó que mientras ese país mantenga una posición económica con la que trate de subvertir el orden en los países, seguirá habiendo migrantes.
Hizo un llamado a la Celac a que debata y organice propuestas en este sentido.

Fuente:

Central Bolivariana Socialista de Trabajadores