Desde el Partido Comunista y la Federación Juvenil Comunista de Junín, repudiaron el ataque perpetrado a su local mediante un comunicado en el que lo señalaron como “un escracho cobarde”. La acción ocurrió el domingo por la madrugada en el espacio situado en la calle Alsina y Bolivia.

En ese sentido, alertaron sobre este tipo de acciones enmarcadas en un contexto de avance de la derecha fascista en Nuestra América y en un clima donde el Gobierno Cambiemos instauró diferentes mecanismos de represión y persecución para amedrentar a quienes luchan contra el ajuste.

“Ante este atropello, creemos que es necesario la unidad de los sectores del campo popular para contrarrestar a este enemigo en común”, concluyeron.

Al respecto, Teófilo Gómez, secretario del PC de dicha localidad, señaló que “no fue casual, esto ocurrió después el domingo a primera hora luego de que tuviésemos un sábado muy activo”.

A su vez, remarcó la visibilidad que tuvo el ataque: “inmediatamente tomó una amplia repercusión de todos los sectores y también en los diarios. Hasta el principal periódico de la ciudad, que es radical, sacó un artículo en repudio de lo sucedido”, enfatizó.

En cuanto al rol del PC en Junín, Gómez destacó la presencia activa del mismo, situación que despierta el accionar violento de los sectores más reaccionarios. “Nosotros como partido estamos realizando una serie de actividades muy visibles con las multisectoriales y los centros estudiantiles”, explicó.

Además, el militante comunista remarcó que este ataque entra en un contexto de avance de la ultraderecha en la región: “la victoria del abiertamente fascista Jair Bolsonaro en Brasil preocupa, acá puntualmente en Junín la policía nos intimida constantemente”.

“Esto nos da más fuerza para seguir. Realmente nos demostró que en un contexto muy difícil, nuestro trabajo está siendo una molestia para algunos sectores”, finalizó.

Fuente:

Nuestra Propuesta | Diario del Partido Comunista de la Argentina