Caracas/LRH.- En casi todas las parroquias del municipio Libertador de Caracas, sede de la capital de la República, se evidencia la acumulación de desechos sólidos ocupando las aceras y calles.

La tarea de evitar que esto ocurra le corresponde en primer lugar a la empresa Sistema Urbano de Procesamiento, recolección y Aseo (SUPRA) de Caracas, adscrita a la Alcaldía del municipio Libertador.

Ya en la edición digital de Tribuna Popular Nº 3.000 (del pasado 11 de octubre), se hizo una reseña sobre esta problemática, que incluía una gráfica de la concurrida avenida San Martín, en las cercanías de la estación Capuchinos del Metro de Caracas; y esta realidad continúa y se agrava.

Las cuadrillas obreras encargadas de la recolección de basura y los vehículos con que se cuenta para este trabajo se notan insuficientes para atender los requerimientos actuales de una población y unos urbanismos que han crecido desordenadamente.

A primera vista se desprende la necesidad de adquirir nuevas unidades y aumentar el personal, el cual debe ser bien remunerado y con garantías de salud y seguridad, ya que se trata de un trabajo en que los obreros están expuestos diariamente a los efectos de la contaminación.

Fuente:

Tribuna Popular