El propio hecho del asesinato de una persona en el consulado de un país y, en particular, el asesinato de Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía, demuestra de nuevo la hipocresía de los imperialistas y sus gobiernos.

En las palabras se manifiesta una… condena internacional, “decepción”, llamamientos para arrojar luz sobre el asunto, solicitudes a los países europeos para que cese la venta de armas a Arabia Saudita, encuentros de ministros, amenazas de “castigos severos” contra Arabia Saudita y sanciones.

Pero en la práctica… el gobierno alemán ya ha aprobado, hasta el momento, ventas de armas a Arabia Saudita con un valor total de casi 500 millones de euros y al mismo tiempo el parlamento español votó en contra de la anulación de venta de armas a Arabia Saudita. El primer ministro canadiense consideró “sumamente difícil” la anulación del contrato de venta de armas a Arabia Saudita. El presidente de Francia rehusó contestar sobre la posible suspensión de venta de armas a Arabia Saudita. En los EEUU, el presidente Trump y los monopolios militares estadounidenses no quieren romper la prestación de sistemas de armas de un valor de 120 mil millones de dólares al régimen antidemocrático y anacrónico de la monarquía de Arabia Saudita .

¡Las palabras de los imperialistas no tienen ningún valor! A pesar de lo que digan, lo que les importa realmente es la continuación de su rentabilidad, ¡especialmente si se trata de un negocio tan rentable como lo es la venta de armas para que los pueblos se sigan masacrándose! Los miembros y amigos de la FSM seguimos la lucha por la abolición de la explotación del hombre por el hombre, por un mundo sin intervenciones y guerras imperialistas, por la disolución de la OTAN y todos los mecanismos imperialistas.

El Secretariado

Fuente:

Federación Sindical Mundial