(LA PAZ).- Este martes, el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, junto al presidente Evo Morales Ayma, posesionó a Fausto Juan Lanchipa Ponce como nuevo fiscal general del Estado, en un acto desarrollado en el hall de la vicepresidencia, a quien demandó realizar una transformación y reforma de la justicia boliviana, en favor a las demandas de la población que a diario pide un cambio profundo de la misma.

“Arrastramos, desde décadas atrás, una justicia injusta, una justicia anteriormente manipulada por poderes externos, hace poco, manipulada por pequeñas camarillas partidarias y eso lo vive el litigante, el litigante que cuando ve un tribunal tiembla, porque no se siente protegido”, sustentó la autoridad de Estado.

En este sentido, demandó a las altas autoridades del Órgano Judicial llevar adelante los cambios pertinentes para que la población boliviana tenga una justicia justa, rápida, profesional y objetiva y que, sobre todo, proteja al litigante que acude a estas instancias cuando así lo requiere.

El vicepresidente del Estado destacó la transparencia, la evaluación de méritos y capacidades de parte de los integrantes de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) en la selección de los candidatos a este puesto y recomendó al nuevo titular de la Fiscalía General del Estado proteger a la sociedad boliviana por lo que recordó que “un fiscal actúa en función del criterio de la sociedad en su conjunto y la protección de sus derechos”.

“No al dedismo, sí al mérito; el mérito entendido como trayectoria profesional, como trayectoria moral, como trayectoria investigativa a lo largo de todos estos años”, expresó ante los presentes en el acto de posesión.

García Linera también sostuvo que esta transformación debe ir acompañada con nuevas normativas trabajadas en la ALP, las mismas que permitan agilizar los temas pendientes con operatividad, transparencia y procedimiento penal.

En este contexto, puso como ejemplo los cambios realizados por el gobierno nacional cuando el presidente Evo Morales asumió el mando del país, quien demostró que con los recursos propios de Bolivia y sin intromisión extranjera se pueden hacer cambios estructurales en lo económico, político y social.

Por su parte, el nuevo fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, manifestó que se tendrá como prioridad el recuperar la “credibilidad y confianza de la sociedad en base a una voluntad transformadora y un cambio de actitudes, eficacias procesales que debe irradiarse a todos los servidores del Ministerio Público”, contexto en el que pidió a cada uno transparencia, objetividad, celeridad y responsabilidad en el momento de desarrollar sus actividades.

Lanchipa indicó que el Ministerio Público debe focalizar sus esfuerzos para sancionar la criminalidad, el abuso a niñas y niños, la trata y tráfico de personas, la violencia de género, los feminicidios, la corrupción, el crimen organizado y otros delitos que dañan a la sociedad.

Juan Lanchipa Ponce tiene 27 años de experiencia profesional, fue expresidente del Tribunal Constitucional Plurinacional, exdirector de Diremar y expresidente del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz; obtuvo 116 votos de un total de 152 emitidos por los miembros de la Asamblea Legislativa Plurinacional, con los cuales alcanzó, por más de los dos tercios, ser elegido como nuevo fiscal general Estado.

Fuente:

Vicepresidencia del Estado Plurinacional de Bolivia