(LA PAZ).- El presidente del Estado, Evo Morales Ayma, junto al vicepresidente, Álvaro García Linera, afirmó que la meta del nuevo fiscal general del Estado, Fausto Juan Lanchipa Ponce, debe ser que la justicia sea por igual para ricos y pobres, y así convertirse en un modelo para todo el mundo, esto en la posesión, que se desarrolló en la vicepresidencia, de quien dirigirá el Ministerio Público los siguientes seis años.

“Hay mucho que hacer dentro de la justicia boliviana y depende de los operadores de justicia, muchos dicen que la justicia es para quien tiene dinero y no para los pobres, eso es lo que debemos erradicar, la justicia debe ser igual para todos, para quien tiene y no tiene dinero, esa es nuestra meta”, afirmó la autoridad nacional.

Asimismo, señaló que si se trata de cambiar o elaborar nuevas normas, se confía en los expertos en justicia y agradeció la consciencia de los asambleístas nacionales que las aprueban en poco tiempo, tras su análisis, ya que favorecen al pueblo.

“Nosotros estamos pariendo nuestras normas, con la experiencia de los movimientos sociales y de los expertos, y donde las hemos hecho, ya se tienen resultados, y si faltan, hay que seguir haciendo estas normas para bien de todo el pueblo boliviano”, agregó.

De igual manera, el presidente Evo Morales manifestó su confianza para que los expertos en justicia trabajen para hacer de la justicia boliviana un modelo para el mundo, así como lo es el modelo económico y político.

“Mi gran deseo es que la justicia Boliviana sea un modelo para todo el mundo y ver qué hay que hacer para llegar a eso, con debate, con problemas, con diferencias, ese es el deseo que tenemos desde la presidencia y desde la vicepresidencia y ver cómo aportar para mejorar nuestra justicia boliviana”, complementó.

La autoridad nacional recordó que en tiempos de los gobiernos neoliberales era la embajada de Estados Unidos la que decidía quién ocupaba los cargos importantes dentro de la justicia del país, mediante sus avales, además de que existía el constante cuoteo de parte de los partidos políticos que estaban en el gobierno; pero que en la actualidad “se ha sentado la soberanía para el Estado y la dignidad para el pueblo boliviano”, lo que es uno de los resultados del Proceso de Cambio.

“Cuando yo era diputado, había una intromisión directa para elegir al fiscal, la misma embajada de Estados Unidos tenía su propio candidato (…) pero ahora ya no eligen desde afuera a las autoridades del Órgano Judicial, de eso debemos estar orgullosos, debemos estar comprometidos; terminó esa forma de manipular”, aseveró el mandatario de Estado.

Fuente:

Vicepresidencia del Estado Plurinacional de Bolivia