Industrial Hilandera S.A.C, es una empresa dedicada a la producción y comercialización de hilados acrílicos donde laboran 162 trabajadores, según informan en su propio portal web, opera en el parque industrial de Ate, con maquinaria de tecnología de punta y cuenta con tiendas propias en Lima, Huancayo, Arequipa, Juliaca y subsidiarias en Bolivia y Colombia; en consecuencia es una empresa exitosa con 27 años en el mercado.

Todo esto está bien y merece alentar su desarrollo; sin embargo, sus principales responsables, Alfredo Dávila y María Estrella Aguad han sido denunciados penalmente por “violación a la libertad de trabajo por disminuir la producción, simular causales para el cierre del centro laboral y extinguir las relaciones laborales en agravio de sus trabajadores”.

Finalmente, ha cerrado ilegalmente el centro de trabajo aduciendo que pierden, que no ganan; sin embargo, los dirigentes sindicales aducen que los estados financieros de la empresa vienen cubriendo deudas de años anteriores y que la renovación de maquinaria de punta es otro indicador del éxito adquirido por las utilidades obtenidas.

Los funcionarios de Industrial Hilandera SAC recurrieron a la compra de los puestos de trabajo con la oferta de doce remuneraciones para los trabajadores para que renuncien y apoyen la disolución de la empresa, con derecho a CTS, sólo hasta el último depósito, pero sin derecho a otros beneficios sociales laborales.

El cierre de la empresa ha sido constatado por la policía, por SUNAFIL, se a realizado una reunión extra proceso con el Sindicato de Trabajadores Textiles de Industrial Hilandera que dirige Nicolas Tello en su condición de secretario general y de Nelson Ortiz, secretario del interior, entre otros, quienes vienen realizando acciones legales y de protesta que cuenta con el apoyo del resto del movimiento sindical, de congresistas de la República y destacados hombres del derecho laboral que investigan el caso de los trabajadores.

Por su parte, tanto la Federación Nacional de Trabajadores Textiles del Perú (FNTTP) como la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) respaldan sus demandas junto a otros gremios en conflicto.

Fuente:

Agencia Peruana de Información Sindical