“El intendente Garro busca restringir, todavía más, las libertades públicas”. De esta manera, el integrante de la dirección del Partido Comunista de La Plata, Pablo Brizuela, se refirió al proyecto de reforma del Código de Convivencia enviado al deliberativo local por el jefe comunal.

Los principales cambios de la iniciativa que pretende reformular la que rige desde 1985, apuntan a incrementar –desde una mirada punitiva- la presencia estatal en áreas como nocturnidad, tránsito, uso del espacio público, construcción, residuos y cuidado del patrimonio urbano, entre otros.

“El Código de Convivencia que plantea el ejecutivo local tiene que ver con más restricciones a las libertades públicas, ya que está pensado, entre otras cosas, para evitar la protesta social que se lleva a cabo mediante corte de calles”.

Pero esto no es todo. “La arbitrariedad de la fuerza policial se verá reforzada con el nuevo Código, ya que como lo pidió el Jefe de Gabinete de la Municipalidad de La Plata, Oscar Negrelli, hay que apuntar a las movilizaciones y cortes de calle”, denunció Brizuela y recalcó que “este Código es una herramienta pensada para atacar a los sectores populares”.

El integrante de la Dirección del PC de La Plata, destacó que el intendente Garro busca también “conseguir un mecanismo que le permita recaudar más”, ya que “buscará meter multas por cortar una calle, hacer una pintada o un acto en una plaza”.

Por lo que, sin dudarlo, hizo hincapié en que “lo único que traerá esta nueva legislación, será más neoliberalismo, ajuste y represión”, ya que “pretende poner a la ciudad al servicio de los grandes negocios inmobiliarios, para terminar de destruir viviendas y lugares históricos, y levantar allí nuevos edificios a mayor altura para obtener una mejor renta financiera de la construcción”.

Fuente:

Nuestra Propuesta | Diario del Partido Comunista de la Argentina