Las comunistas participaron del 33 Encuentro Nacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans que se llevó a cabo en Trelew, donde la Corriente Lohana Berkins llevó sus posturas a las comisiones con las principales banderas como la del cupo laboral trans, el aborto legal y el abolicionismo.

Y en lo que respecta al conjunto de las presentes en Chubut, el repudio a las políticas de ajuste, entrega y represión del Gobierno Cambiemos quedó explícito. Acompañado de un rotundo rechazo al acuerdo con el FMI.

En ese sentido, desde las mujeres y disidencias de la CTA exigieron Educación Sexual e Integral con perspectivas de género y diversidad en todas las escuelas, Ley de cupo laboral travesti trans a nivel nacional y la implementacion de la ley 14783 Diana Sacayan en la provincia de Buenos Aires.

Vale recordar que el primer encuentro se realizó en 1986 con una presencia de alrededor de mil mujeres autoconvocadas, mientras que en el 2018 se llegó a sesenta mil y se aspira superar este número en la próxima edición que tendrá lugar en La Plata.

 

El contexto del ENM

 

“Estamos en una situación internacional muy complicada, con el avance del imperialismo en sus planes de construcción de hegemonía a partir de la militarización”, señaló Solana López, secretaria de género del PC.

A su vez, Luisina Colombo, integrante de la comisión de género del PC de Capital Federal recalcó que “llegamos a este encuentro en un escenario de ajuste y represión” y que “hoy se da la avanzada de la extrema derecha con un candidato misógino y homofóbico como Bolsonaro, que celebra el asesinato de la concejala Marielle Franco como un logro”.

En ese sentido, Dana Gallardo, activista lesbiana y secretaria de género de la FJC Buenos Aires remarcó que “estamos en un escenario de crisis económica” y que “elegimos Trelew para acompañar la lucha de los mapuches contra el accionar de las fuerzas represivas que dejaron las muertes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel”.

En cuanto a las jornadas masivas por la legalización del aborto, Colombo resaltó que “se dio una transversalidad y se demostró que es una realidad insoslayable la necesidad de que se legalice”.

En esa línea, López expresó que “la ola verde se gestó en Argentina pero tuvo un grado de difusión internacional sobre esta problemática”. Mientras que Gallardo no dudo en aseverar que “marcó un antecedente y es un hecho histórico ya que las compañeras se movilizaron y organizaron con un objetivo claro”.

Y respecto al debate del abolicionismo, la secretaria de género de Buenos Aires señaló: “nuestra posición comunista da la discusión que corresponde para pensar en conjunto estrategias para abolir el sistema prostituyente”.

En ese sentido, Colombo recalcó como la coyuntura actual juega un papel en esta problemática.

“Hoy no tenemos la hegemonía, porque en un contexto de avanzada del neoliberalismo en la región lo natural es que triunfe una visión que considera a la prostitución como un trabajo”, señaló.

“Nosotras sostenemos la importancia de la inserción laboral de las travestis, que hoy un 90 por ciento se ve obligada a tener que prostituirse”, enfatizó Solana López.

 

Fuente:

Nuestra Propuesta | Diario del Partido Comunista de la Argentina