La región del Caribe comparte hoy la misma postura de rechazo contra el bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba y así lo demostró en el segmento de alto nivel de la Asamblea General de ONU.

El ministro de Relaciones Exteriores de Dominica, Francine Baron, recordó cómo durante muchos años el mayor organismo de Naciones Unidas ha debatido las resoluciones para poner fin al bloqueo económico y financiero contra la isla.

‘Hace tiempo que demostramos que mantener este embargo comercial solo puede tener un impacto negativo en nuestros hermanos y hermanas en Cuba’, añadió.

A pesar de sus limitaciones, apuntó, la Mayor de las Antillas ha ayudado a tantos en todo el mundo, particularmente en las áreas de salud y educación y, a veces, en las circunstancias más difíciles.

Por eso, Dominica añade su voz, una vez más, al coro que pide el fin del bloqueo.

En tanto, el canciller de Granada, Peter David, también expresó su apoyo a la resolución 70/5 de la Asamblea General, que pide el fin de ese injusto cerco económico.

Mientras luchamos por crear sociedades sostenibles, el pueblo de Cuba sigue sufriendo bajo el bloqueo que durante décadas impone el gobierno norteamericano, observó.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Trinidad y Tobago, Denis Moses, consideró que en la región de América Latina y el Caribe, el bloqueo cotinúa siendo el último vestigio de la Guerra Fría.

Trinidad y Tobago mantiene su compromiso con la Carta de las Naciones Unidas y la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, la cual llama a que nadie se quede atrás, y en se sentido, puntualizó, reafirma su incesante llamado al cese del bloqueo.

Surinam y Belice, que tienen costas al Mar Caribe y un estrecho vínculo con las islas de esa área, también demandaron el cese de esa política hostil que limita el desarrollo del pueblo cubano.

El canciller de Surinam, Yldiz Pollack-Beigle, dijo que su país desaprueba la continuación del bloqueo económico, financiero y comercial contra Cuba y su pueblo.

Una y otra vez, la mayoría de las naciones se pronuncian en contra de ese mecanismo, ¿acaso no ha llegado el momento de honrar la demanda de la mayoría de la comunidad internacional y poner fin al bloqueo?, cuestionó.

De acuerdo con el canciller de Belice, Wilfred Elrington, el bloqueo es una política que no tiene sentido y constituye una violación del derecho internacional: buscaba presionar al Gobierno de La Habana, pero ha tenido el efecto opuesto.

‘Aprovechando sus inagotables reservas de patriotismo y creatividad, Cuba ha podido sobrevivir y prosperar en un grado que ha cosechado reconocimiento internacional; especialmente por sus logros en la salud pública, la educación y las artes’.

Sin duda, es hora de que, después de casi 58 años, se levante el bloqueo para que Cuba pueda alcanzar el más alto nivel de su extraordinario potencial, recalcó en el debate general de la ONU, que concluirá el próximo lunes.

Fuente: Prensa Latina

Fuente:

Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América