(LA PAZ).- Con el objetivo de crear salas constitucionales dentro de la estructura de los Tribunales Departamentales de Justicia del país, dependientes del Tribunal Constitucional Plurinacional, hoy, el presidente del Estado, Evo Morales Ayma, junto al vicepresidente, Álvaro García Linera, promulgó la Ley 1104 de Creación de Salas Constitucionales, ocasión en la que indicó que no solo las normas son suficientes para cambiar la justicia sino que se requiere del aporte de los operadores de justicia.

“Si los operadores no ponen de su parte para mejorar la imagen de la justicia boliviana, siento que pueden ser en vano los esfuerzos de contar con las normas, siento que también es una especialización permanente”, aseveró el mandatario de Estado.

De igual manera, Morales señaló que en tiempo de los gobiernos neoliberales los operadores de justicia incluso tenían hasta doble sueldo, uno de la embajada norteamericana, eso cambió en la actualidad; pero lamentó que por culpa del accionar de unos pocos, todo el esfuerzo y trabajo en el tema de las mejoras en la justicia nacional “se vaya al tacho y eso es lo que tenemos que cuidar y para ello es necesaria la coordinación permanente entre los poderes del Estado y las estructuras de la justicia boliviana”, exhortó.

Asimismo, manifestó su deseo de que en un futuro la justicia boliviana se convierta en un referente no solo regional sino mundial, así como es el modelo económico, “mi deseo es que la justicia boliviana sea un modelo de justicia y eso está en manos de todos los operadores que son ustedes”, se refirió a los presentes.

La autoridad nacional también agradeció a los profesionales que se preocupan por mejorar el sistema judicial del país y realizan sus aportes mediante anteproyectos de ley y sugerencias para ello y recomendó que sigan por ese camino, además, manifestó su confianza en ellos y que espera que se tengan buenos frutos a futuro.

Esta ley determina la creación de 22 salas constitucionales que no solo funcionarán en las capitales de los nueve departamentos, sino también en las provincias y en los municipios, las mismas que contarán con la presencia de 44 vocales seleccionados por meritocracia, por el Tribunal Supremo de Justicia; estas salas constitucionales tendrán la competencia de resolver las acciones de libertad, acciones de amparo constitucional, acciones de protección de privacidad, acciones de cumplimiento, acciones populares, entre otras.

Por su parte, el ministro de Justicia, Héctor Arce, destacó la necesidad de especializar a los profesionales en justicia constitucional ya que se cuenta con una Constitución Política del Estado garantista y que ha desarrollado “los procedimientos de defensa de los derechos fundamentales de las personas, que ha ampliado de tres a cinco los procedimientos, sumando la acción popular y la acción de cumplimiento a las tres antiguas”, explicó y agregó que existirán profesionales especialistas en este tema entre abogados, magistrados y jueces que vayan a amparar los derechos de las personas que acuden a estos recursos extraordinarios para defender la vigencia de los plenos derechos de las mismas.

Arce indicó que cuando la gente recurra a estas instancias, las acciones serán determinadas por vocales constitucionales con ese nivel de especialidad, conocimiento y capacidad para administrar la justicia constitucional, “esta es una labor que empezó hace varios años y hoy se hace realidad y esperamos que con una implementación correcta, en 2019, se pueda contar con los 44 vocales constitucionales ya elegidos, al igual que con otros vocales ordinarios que provengan de lo mejor que tenemos en el tema de abogacía”, agregó.

El ministro de Justicia indicó que existen registrados 70 mil abogados en todo el país, pero lamentó que no siempre los mejores sean quienes ocupen los cargos de jueces públicos, por lo que exhortó a que se cambie el sistema de elección de los mismos en base a la meritocracia que debe estar reflejada más allá del conocimiento del derecho, es decir, en su honorabilidad, honradez, dignidad, su capacidad para administrar justicia y una conducta ética ejemplar.

Fuente:

Vicepresidencia del Estado Plurinacional de Bolivia