El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, previó ayer una derrota catastrófica de la diplomacia chilena en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y sugirió a las autoridades de ese país que estén tranquilas, esperen la sentencia y la cumplan.

“Yo tengo que lamentar el conjunto de declaraciones que han pronunciado días atrás varios miembros del Gobierno de Chile; está claro que están muy preocupados, que están muy agresivos, que han perdido el norte diplomático que anteriormente caracterizaba a la diplomacia chilena”, indicó García Linera en una conferencia de prensa en La Casa Grande del Pueblo.

Aludió a las expresiones del excomandante en jefe de la Armada chilena Edmundo González, quien sugirió utilizar la fuerza en contra de Bolivia; la postura del exembajador en misión especial, Gabriel Gaspar, de no cumplir el fallo de la CIJ; y la intromisión en asuntos internos de Bolivia por parte del canciller chileno, Roberto Ampuero.

EL Jefe de Estado en ejercicio señaló que hay “una lluvia desorganizada (y) atolondrada de declaraciones de la diplomacia chilena” que muestra “sus grandes problemas, su preocupación, quizás ante la inminencia de una derrota catastrófica” en el principal órgano judicial de las Naciones Unidas.

“Esta agresividad chilena muestra la enorme debilidad en la que se encuentra, y simplemente decirles: Tranquilos, muchachos, esperemos que el tribunal de La Haya se pronuncie y acatemos, cumplamos lo que ese tribunal vaya a decir”, indicó.

El 1 de octubre, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) leerá su sentencia sobre el caso  “Obligación de negociar un acceso al océano Pacífico”, luego de cinco años del proceso abierto por Bolivia en contra de Chile.

Con esa acción el país pide al tribunal que juzgue y declare que Chile tiene la obligación de negociar con Bolivia, de buena fe y en un plazo razonable, un acceso soberano al océano Pacífico.

A seis días de que se conozca el dictamen, la autoridad afirmó que “Bolivia mantiene una postura sólida como país”, que fue reflejada en la reunión con los expresidentes y excancilleres el 17 de septiembre, porque se ha “definido una ruta muy clara”.

“Bolivia manifiesta que todo lo que hace es, en primer lugar, para defender un derecho, un derecho que nos corresponde como país; y en segundo lugar, lo que buscamos es mayor integración con nuestros vecinos, incluida, por supuesto, la hermana República de Chile”, expresó.

Aclaró que no se tiene ningún tipo de animadversión en contra del pueblo chileno, y que por el contrario lo que se busca es mejorar las relaciones bilaterales, ya que ambos países serán vecinos por miles de años más.

Para el día del fallo, García Linera pidió a la población estar atenta a las transmisiones por televisión y radio.

En tanto, las autoridades de Gobierno —dijo— analizarán el contenido de la sentencia junto con los equipos jurídico, político y diplomático para emitir un pronunciamiento.

Fuente: Cambio

Fuente:

Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América