(LA PAZ).- El presidente del Estado en ejercicio, Álvaro García Linera, lamentó, este martes, el paro médico, calificado de atentatorio contra la ciudadanía, que fue anunciado por la dirigencia de este sector, para el día jueves, como medida de apoyo al médico residente Jhiery Fernández, condenado a 20 años, acusado de violación del bebé Alexander, quien presuntamente es inocente, pero no accedió a su libertad en una audiencia que se desarrolló hasta la madrugada de hoy.

“Yo lamento que haya ese tipo de dirigentes que estén más preocupados en su bolsillo, en protegerse, en encubrirse como cuerpo, como corporación y no en salvar a la gente, sé que es el 1 % o menos del 1 %, pero son los que salen en la televisión o la radio”, dijo la autoridad nacional al rechazar que se deje sin atención a los pacientes, a nivel nacional.

García Linera también calificó a esta medida como “criminal e injustificada” con los pacientes porque atentan contra la salud de hombres, mujeres, jóvenes y niños, aunque también ponderó el trabajo de otros médicos quienes a diario trabajan por dar una mejor atención y salvar vidas en los diversos centros de salud.

“Esto está pasando con los gremios, no con los médicos, a ellos nosotros los respetamos mucho, pero este gremio sindicalizado de médicos ha perdido todo respeto de la ciudadanía”, recalcó al pedir pensar en los pacientes, trabajar y plantear propuestas de nuevas medidas que permitan mejorar la atención de salud en el país y no en intereses personales.

Fuente:

Vicepresidencia del Estado Plurinacional de Bolivia