La Federación Sindical Mundial (FSM), en representación de más de 92 millones de trabajadoras y trabajadores sindicalizados en cada rincón del mundo, repudia de la manera más vehemente los accidentes laborales ocurridos en el País Vasco.

Más concretamente, el día 28 de agosto, 2 trabajadores y trabajadoras fallecieron a consecuencia de sendos accidentes laborales en la ciudad de Vitoria/Gasteiz. Estas víctimas de nuestra clase se suman al balance trágico del año 2018 que cuenta con 41 trabajadores y trabajadoras fallecidas en el País Vasco y 11 trabajadores y trabajadoras muertas en las últimas 3 semanas.

Para la gran familia clasista de la FSM, estas muertes no han sido casualidad, sino una responsabilidad de la burguesía del Estado español, que no duda en sacrificar las vidas de nuestros compañeros y compañeras por la maximización de sus ganancias. Al mismo tiempo, denunciamos las responsabilidades de la Unión Europea  que sirve a la rentabilidad de los intereses capitalistas, como uno de sus más fieles servidores.

La FSM seguirá dando respaldo a las justas luchas de la clase obrera, dondequiera que ellas se estén desarrollando, por un trabajo digno y con seguridad laboral. No pararemos de denunciar las responsabilidades criminales de la patronal ante cada instancia internacional.

Asimismo, le enviamos a la clase obrera y nuestros afiliados del País Vasco nuestras más sinceras condolencias, reiterándoles que nos comprometemos a seguir luchando de su lado por un mundo más justo, sin explotación del hombre por el hombre.

El Secretariado

Fuente:

Federación Sindical Mundial