VenezuelaTras la entrada en vigencia el lunes 20 de agosto de un nuevo cono monetario con cinco ceros menos, se observó una evidente recuperación de la capacidad de compra de los ciudadanos.

El martes, cerca del 50% de los negocios permanecía cerrado y los que abrieron colocaron precios de manera arbitraria. El miércoles, el Gobierno emitió un listado de precios de 25 productos de la cesta básica, acordados con un sector de los empresarios. Ninguno de ellos debía alcanzar cifras superiores a tres ceros. De este modo, desde el jueves abrieron sus puertas la gran mayoría de los comercios. Las llamadas a paro y huelga general de la oposición en protesta por la reconversión fueron totalmente ignoradas. También se hizo efectivo un bono de 600 bs soberanos depositado por el Gobierno a más de 12 millones de portadores del carnet de la Patria.

La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos(Sund de) supervisó la venta de alimentos a precios acordados y hasta el momento hay 500 establecimientos multados y 200 detenidos por incumplimiento de precios.
Aún así, las redes sociales se llenaron denuncias de sobreprecio a las que el Gobierno no tiene capacidad de atender. Por otro lado, si bien los negocios cumplen la lista de los 25 productos, algunos aumentaron arbitrariamente los que no están.
Entre el jueves y el sábado se produjo una estampida de consumidores para adquirir los productos regulados. Para el domingo, era casi imposible conseguir carne, pollo y huevos en los principales mercados de Caracas y otras ciudades.

Analistas aseguran que la ilusión de la prosperidad durará poco puesto que cuando los comercios deban reponer el inventario la espiral inflacionaria hará difícil mantener los precios acordados y los productos regulados desaparecerán de los anaqueles.

Mientras, el domingo en la tarde en la plenaria del PSUV, el presidente Nicolás Maduro se mostró satisfecho con el balance de la semana y anunció la creación de un nuevo Ministerio de Comercio Interior, el lanzamiento de un plan de ahorro en oro y la creación de la vicepresidencia de economía productiva del PSUV para acompañar al gobierno en el seguimiento de las medidas económicas.

Esta semana también se decretó el aumento del pasaje urbano que pasó de 20 mil bs fuertes, a un soberano( 100 mil bolívares fuertes).En el metro y las flotas del Ministerio de Transporte se estableció en 0,50 bs soberanos.

En general, la semana culminó con entusiasmo en la población que de la noche a la mañana pudo adquirir alimentos como carne y pollo que hasta hace día eran incomparables para la mayoría. Aún se está a la expectativa del impacto del aumento gradual del precio de la gasolina que todavía no ha entrado en vigencia.