Palacio de Miraflores, Caracas.- La derogación de la Ley de Ilícitos Cambiarios abre para los inversionistas –nacionales e internacionales- un abanico de opciones para potenciar las actividades económicas y productivas en la República, amparadas por el Estado venezolano.

Esta iniciativa, que forma parte del Plan de Recuperación Económica, generará nuevas inversiones al país para apalancar el crecimiento económico y erradicar de raíz la guerra económica provocada, además de dar un alto al mercado paralelo de divisas.

La modificación en la normativa -aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), en el uso de las facultades conferidas por el poder originario residido en el pueblo- establece procesos y procedimientos en el régimen cambiario de divisas y sus ilícitos, publicada el pasado 2 de agosto de 2018, a través de la Gaceta Oficial N°41.452.

El objeto se encuentra detallado en el artículo primero de la normativa, cuyo propósito consiste en “otorgar a los particulares, tanto personas naturales como jurídicas, nacionales o extranjeras, las más amplias garantías para el desempeño de su mejor participación en el modelo de desarrollo socio-económico productivo del país”.

Lo que dará paso a nuevos emprendimientos económicos, articulados con la productividad del sistema financiero, proporcionando prosperidad socioeconómica sustentada en los valores que instituye al Estado, como la igualdad, la justicia, la solidaridad y la justa redistribución de las riquezas.

Esta ley también tiene como fin facilitar a los ciudadanos y ciudadanas la realización de transacciones cambiarias en divisas de modo seguro, legal y transparente a través de casas de cambio autorizadas por el Estado.

A esta medida se suma el nuevo Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario (DICOM), como plataforma para la compra y venta de divisas con una sola tasa de cambio fluctuante anclada al criptoactivo venezolano Petro, proveniente de los cruces efectivos de divisas en subastas.

Aunado a ello se iniciará un proceso de aumento de las casas y agentes de cambio de divisas en aeropuertos, hoteles y centros comerciales del país, “para que todo el pueblo venezolano y los empresarios nacionales puedan legalmente, comprar o vender divisas” según ha reiterado el jefe de Estado, Nicolás Maduro.

Los dólares que ingresan al país están bien resguardados y serán usados para la felicidad del pueblo, a dicho el Presidente, dando garantías de acceso a los alimentos, medicamentos, viviendas y materias primas que permitan impulsar la producción nacional.

Prensa Presidencial/Andrelys Carrasquel

Fuente :

Prensa Presidencial – Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información de Venezuela