El 6 de agosto 2018, setenta y tres años se cumplen desde el crimen en Hiroshima y en Nagasaki el 9 de agosto , por el imperialismo de los EEUU, cual el 1945 privó la vida de cientos de miles personas y miles de otros en los siguentes años por los afectos de la radiación en el territorio.

El lanzamiento de las bombas atómicas tuvo la intención de intimidar al pueblo, de enviar un `mensaje` a USSR , al movimiento militante de todos los paises , tuvo la intención de poner el sello de la intimidación de los EEUU a toda la situación internacional después de la Segunda Querra Mundial.

La posición de los EEUU y sus alliados genera riesgos nuevos por toda la región y por la humanidad entera. Los EEUU, NATO y la Unión Europea tienen como objetivo saquear los recursos naturales de los paises del Tercer Mundo, fortaliciendo su ámbito de influencia y rastreando fronteras nuevas. Los riesgos por la Paz Mundial son graves. Los antagonismos inter-imperialistas se agravan constantemente.

La FSM niega el derecho de los EEUU a decidir quien puede y a quien se permite tener energía nuclear. Nadie ha autorizado a los EEUU que permite a Israel, Pakistán, Turquía o S.Korea que tenga armas nucleares mientras ellos están mintiendo sobre otros.

La Federación Sindical Mundial (FSM), desde el primer año de su fundación el 1945 , ha tenido una posición clara contra las armas nucleares. A lo largo de sus Congresos , se han votado decisiones que demandan la abolición de las todas las armas nucleares de todos los paises.

El Secretariado.

Fuente:

Federación Sindical Mundial