Agradecimiento a la militancia y la dirección de la FSM en todo el mundo por su Solidaridad en la Lucha por la Libertad de los Presos de Curuguaty.

Desde la coordinación del Capítulo Paraguay de la Federación Sindical Mundial enviamos nuestro fraterno abrazo de agradecimiento a cada compañero y compañera que a lo largo de estos años ha aportado a la campaña de solidaridad con los campesinos presos políticos del Caso Curuguaty.

Los trabajadores del campo en Paraguay son victimas desde hace muchos años de la represión y el abandono de los gobiernos derechistas y las políticas impuestas por el imperialismo. En ese marco muchos compañeros trabajadores agrarios han sido despojados de sus tierras por latifundistas que además se han apoderado también de tierras públicas con la complicidad de la dictadura stronissta (1954-1989) y los posteriores gobiernos del Partido Colorado. Ante esta situación muchas familias campesinas han decidido luchar por la recuperación de las tierras mediante ocupaciones a los latifundios y tierras malhabidas usurpadas por la oligarquía.

El Movimiento Agrario del Paraguay (MOAPA), afiliado a la FSM, fue y es también parte de esta lucha conquistando tierras para los campesinos. En ese marco el 15 de junio de 2012 la oligarquía junto a los aparatos represivos que le respondían ejecutó una masacre contra los ocupantes de las tierras públicas de Marina Kue. Masacre que dejó 11 campesinos muertos y fue utilizada por la derecha para destituir al entonces presidente Fernando Lugo que había logrado romper la hegemonía colorada tras 60 años.

Aquella masacre y aquel Golpe de Estado parlamentario marcaron a fuego la realidad paraguaya, desde entonces el Estado volvió a ser secuestrado completamente por los sectores oligárquicos respondiendo totalmente a los dictados del imperialismo norteamericano. La resistencia al golpe dio inicio a una gran campaña por la verdad y justicia en lo que se conoce como el Caso Curuguaty.

Los sobrevivientes de aquella masacre debieron soportar persecución y cárcel por parte de un Ministerio Público y una justicia mafiosa que sólo responde a los intereses de los grupos concentrados de poder. En medio de esta titánica lucha la FSM ha estado siempre al lado de los campesinos perseguidos, acompañando en todo momento a los luchadores y expresando su solidaridad desde el primer día con el pueblo paraguayo.

Recordamos la visita de nuestro Secretario General de la FSM, George Mavrikos, a la Cárcel de Tacumbú, penal donde guardaban reclusión los campesinos perseguidos, recordamos la presencia del compañero Divanilton durante el juicio contra los campesinos, recordamos las denuncias internacionales llevadas por la FSM, incluso ante la OIT, recordamos cada nota, pronunciamiento y acción realizada por los compañeros sindicalistas de la FSM en cualquier rincón del mundo donde se expresó la solidaridad con nuestros compatriotas.

Hoy, esa solidaridad ha dado frutos, la lucha y la resistencia del pueblo paraguayo ha logrado que la última instancia judicial del país anule el juicio amañado e irregular con el que encarcelaron a los compañeros campesinos, y que tras seis años de prisión ellos pudieran recuperar su libertad. Este triunfo representa una gran alegría para todos los militantes luchadores paraguayos y creemos que para todos los luchadores del mundo; es el triunfo de la verdad y la resistencia por sobre los intereses de los poderosos y explotadores. Aún esta conquista no es completa pues el compañero Rubén Villalba, dirigente campesino, continúa en prisión por otra causa también vinculada a la lucha por la tierra, por ello seguimos en la lucha por la liberación de Villalba y de todos los presos políticos en Paraguay.

Esta conquista nos llena de fuerzas para continuar combatiendo a los gobiernos y sus aliados oligárquicos que se mantienen en el poder aquí en Paraguay. Somos orgullosos de nuestra pertenencia a la FSM, y creemos que la solidaridad demostrada por la dirigencia y militancia de nuestra organización clasista en este caso debe ser motivo de orgullo para todo miembro de la Federación Sindical Mundial donde quiera que se encuentre. Nuestra organización ha dado muestras de que el internacionalismo proletario está hoy más vigente que nunca y que debemos practicarlo en todo momento.

Una vez más expresamos nuestro agradecimiento los camaradas por su apoyo en esta lucha, enviándoles un saludo afectuoso, fraternal y solidario a todos los compañeros que luchan en defensa de nuestra clase y por un mundo sin explotadores ni explotados.

Aguijevete peeme guara angirukuera. Añua mbarete.

(Muchas gracias a ustedes compañeros. Fuerte Abrazo)

Fuente:

Federación Sindical Mundial