Con su señorial puerta de fierro cerrada  y custodiada por seis carabineros, la Dirección Nacional del Trabajo (DT) aguantó las consignas de protestas de centenares de trabajadores(as) que se congregaron este jueves en el frontis de su edificio: “¡Piñera, Piñera patronal, Mauricio Peñaloza antisindical!”,  “¡DT del trabajo antisindical, contra tu dictamen de la patronal!” , “¡Mauricio escucha, la CUT está en la lucha!”, “¡Piñera, escucha, la CUT está en la lucha!”, fueron algunos de los gritos con lo que los manifestantes rechazaron los últimos dictámenes de la DT , a través de los cuales está vulnerando el espíritu de la Ley 20.940 como por ejemplo, validando “grupos negociadores” .

La movilización es la primera contundente señal de alerta ante lo que la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, calificó como “ofensiva antisindical” por parte del Gobierno de Sebastián Piñera con la que intenta arrebatar derechos laborales adquiridos tras años de luchas. Es por eso, que hasta el frontis de la DT, frente al Palacio de La Moneda, llegaron columnas de trabajadores  tanto del sector público como privado: ANEF, Fenats Nacional, Constramet, Latam, Agrosuper, Líder-Walmart, por señalar algunos que se hicieron presente con sus banderas. También estuvieron participando masivamente, trabajadores y trabajadores en huelga como es el caso de Clínica Dávila, Lucchetti y AGQ. Así también se sumaron manifestantes en contra del proyecto de ley que busca crear un Estatuto Laboral (o “Contrato especial”) para Estudiantes de Educación Superior, una iniciativa de Piñera que solo apunta a precarizar aún más el trabajo.

La dirigente de la multisindical  en su alocución ante los centenares de congregados, señaló que esta primera manifestación es “una voz de alerta. Hoy lo que le estamos diciendo a la Dirección del Trabajo y al Gobierno de Sebastián Piñera, quien fue el que designó a este director, que no estamos con los brazos abajo, que podemos hacer miles de acciones para echar abajo sus dictámenes antisindicales, que podemos hacer mil acciones para evitar  su acción negligente frente a los conflictos.  Lo que están haciendo con estas actitudes es hacer que nos unamos, que estamos trabajando juntos públicos-privados, todos los trabajadores unidos para defender nuestros derechos. Nos ha costado décadas restituir mínimos comunes para todos: el derecho a que el sindicato negocie sin un grupo negociador al lado, el derecho a que podamos tener huelga sin reemplazo, son mínimos básicos de una sociedad civilizada. Y sin embargo hoy día, de un plumazo vía dictámenes, un director del Trabajo pretende echar por tierra esto que nos ha costado década de luchas. Por eso hoy estamos en las calles, porque no vamos a permitir que nos quiten lo que tanto nos ha costao, lo que sangre, sudor y lágrima le ha costado al movimiento sindical como el derecho a huelga y el derecho del sindicato sea titular de la negociación colectiva y no lo grupos negociadores”, enfatizando que  si está actitud antisindical del  Gobierno persiste “no nos va a temblar nunca la mano para hacer más y más acciones movilizadoras. Que de una vez por todas entiendan que el movimiento sindical no va a claudicar en lo que por tantos años nos ha costado restituir”.

Pero la dirigente fue muy clara en explicar que estos dictámenes de la DT no son “hechos aislados; ya no solo tiene que ver con una nueva doctrina en materia de interpretación de dictámenes sino que claramente se ve una actitud antisindical”, colocando como ejemplos no solo el debate del salario mínimo, cuyas negociaciones terminaron sin acuerdo con la CUT “porque el Ejecutivo no modificó  ni un ápice su posición”, acotó, quedando con ello demostrada “la falta de voluntad de diálogo y de acuerdo del Gobierno”-  también se suma la insistencia de Piñera de profundizar la flexibilización laboral con su proyecto de ley Estatuto Laboral para jóvenes estudiantes “que en el fondo busca precarizar y sustituir puestos de trabajo por trabajo precario”. Y sobre las huelgas de varios sindicatosla dirigente acusó “fuerte negligencia por parte de la DT en materias que debería ayudar a resolver y no a garantizarle tiempo de desgaste al empresariado para finalmente no negociar”. Otros hechos que avalan este antisindicalismo del Gobierno, es por ejemplo el anuncio de las autoridades del sector respecto de la solicitud de tres nuevas empresas para ser clasificadas como “estratégicas” (con lo cual, sus trabajadores pierden derecho a huelga); solicitud que no se condice con los tiempos legales para hacerlo además de cuestionable su rol de utilidad pública para convocarla.  Sin olvidar  las declaraciones que en su momento formuló el ministro del Trabajo respecto que el cierre de empresas era causa, entre otras, “porque se hizo una reforma laboral mal hecha”.

Es por estas acciones y otras que Figueroa  dijo que: “Uno se pregunta:  ¿Qué es lo que está disponiendo hoy la autoridad?: ¿Quiere responsabilizarnos a nosotros para no poder avanzar en mejores condiciones?,  ¿quiere echarle la culpa a los trabajadores  del bajo crecimiento?, ¿quiere que los empresarios crezcan a costa de los trabajadores?. Esas son la preguntas que también ponemos sobre la mesa”.

Fuente :

CUT – Central Unitaria de Trabajadores de Chile