El día de ayer se realizó la sexta marcha por el aborto libre, seguro y gratuito, una hermosa y masiva manifestación que da cuenta de que las niñas y mujeres de nuestro país estamos determinadas en avanzar en nuestros derechos, en profundizar la democracia y conquistar autonomía y poder de decisión respecto de nosotras mismas y nuestros cuerpos.

Sin embargo, un grupo hostil y violento inició fuego con barricadas con el fin obstaculizar el avance de la marcha y agredir a las compañeras manifestantes,  apuñalando a tres mujeres, que afortunadamente se encuentran fuera de riesgo vital. A ellas toda nuestra solidaridad, sororidad, apoyo y fuerzas.

Condenamos enérgicamente estas acciones, que constituyen una criminalidad “disciplinadora” del patriarcado, en un acto planificado y deliberado para  ejercer violencia extrema contra las mujeres, por el solo hecho de salirse de la norma que nos impone el modelo y luchar por la autonomía sobre nuestros cuerpos. Se trata de acciones fascistas, en el marco de hechos auto atribuidos por movimientos nazis, que sumadas a las declaraciones de actores públicos en nuestro país promueven el odio y buscan detener el avance en la lucha por los derechos de las mujeres de nuestro país.

Actos como los ocurridos ayer no los podemos permitir, por lo que hacemos un fuerte llamado a las autoridades, en particular al Ministro del Interior, a que cumplan con el deber del Estado frente a hechos de violencia contra las mujeres: investigar, proteger y sancionar tomando todas las acciones que conduzcan a determinar las responsabilidades y hacer justicia por nuestras compañeras.

Finalmente, respondemos a estos atentados con más lucha, unidad y organización. Seguiremos junto a las organizaciones de mujeres y feministas en la lucha por nuestros derechos, que avanza en Chile, Latinoamérica y el mundo. La lucha feminista llegó para quedarse, y no descansaremos hasta conquistar nuestra plena autonomía en una sociedad libre de la dominación capitalista, colonial y patriarcal que impera sobre las mujeres.

26 de julio de 2018

Fuente:

Juventudes Comunistas de Chile