Familiares, amigos y miembros de instituciones sandinistas dieron este viernes el último adiós al joven Heriberto Maudiel Pérez, tras ser asesinado por delincuentes de la derecha mientras participaba en la Cantata a las Madres nicaragüenses, la tarde del pasado 30 de mayo, en Managua.

El joven sandinista, de 25 años de edad, fue llevado hasta su última morada, en el Cementerio General de la capital, donde el pueblo lo despidió, con cantos testimoniales, guardia de honor y la consigna “¡Queremos la Paz!”.

Ante su féretro, su señora madre Margarita Díaz Aguirre envió un potente mensaje de fe y esperanza al pueblo nicaragüense. Además, llamó a estos “estudiantes” a buscar el camino de Dios, y predicar la Paz y no la violencia.

“Les digo a todas las madres que han perdido a sus hijos, que desde el primer día yo he estado orando por todos los jóvenes, tanto por la juventud, como por los estudiantes. Porque el pueblo evangélico de Dios no hace excepción de personas”, expresó.

Manifestó, en nombre del pueblo evangélico, que estos jóvenes “pacifistas” deben de expresarse por una verdadera paz, que es la paz de Cristo, “y no buscando venganza, porque la paz no se encuentra matando a sus hermanos nicaragüenses, sino en Cristo”.

“Si ellos siguen buscando venganza, van a morir todos. Porque no hay respeto. Andan estos jóvenes estudiantes gritando que se rinda tu madre, esas son palabras ofensivas para las madres”, refirió.

Reflexionó que el pueblo de Dios no puede mentir, y por tanto las cosas se tienen que hablar claro, y no dejarse manipular por todos esos medios de comunicación de la derecha, que solo quieren un mal para Nicaragua.

Margarita Díaz mencionó que aunque perdió a su hijo, quiere a todos los jóvenes nicaragüenses. “Los amo parejo a todos. Quiero que sepan que todos los estudiantes y los sandinistas los amo por igual”.

“Yo no quiero venganza, porque esa venganza no está en el hombre. Lo que andan haciendo es destruyendo nuestro país. Dios pone Reyes y quita Reyes. Tienen que esperar las elecciones. Si Daniel Ortega está gobernando es porque Dios lo puso, y si Dios quiere lo quita”, añadió.

En tanto, el papá de Heriberto, señor Eli Alberto Pérez Pérez, expuso que aunque los medios derechistas están desinformando a la población en cuanto a un supuesto mal estado de la economía de Nicaragua, el mismo pueblo sabe todos los cambios que se han dado  durante el Gobierno Sandinista.

“No nos equivoquemos, no nos vendamos. Donde yo vivo no existía el agua potable, no existía carretera, no existía luz eléctrica. Y mis hijos lo saben. Saben cómo nosotros salíamos con un baldecito a acarrear agua en un carretón, y el Gobierno de Daniel fue el único que nos puso el agua potable. Tenemos dos pozos de agua potable, y nos llega el agua las 24 horas”, mencionó.

Pérez exhortó a estos grupos criminales a olvidar esas actitudes de odio y violencia, “porque no es posible que se hagan llamar pacifistas y con una mano levanten la bandera de Nicaragua, y con la otra mano levanten un fusil AK o un revólver 38 mm, porque están más armados que la Policía”, manifestó visiblemente afectado.

Fuente:

La Voz del Sandinismo