La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo denunció el más reciente ataque a una caravana sandinista en La Trinidad con familias que desde Estelí, Madriz y Nueva Segovia se trasladaban hacia la capital para participar en una cantata y oración en homenaje al Día de las Madres.

Fueron atacados con armas de fuego y hay decenas de heridos y se contabiliza al menos —hasta el momento— un fallecido. Están heridos algunos agentes de la Policía Nacional que resguardaban la caravana, dijo la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

“¿Cómo podemos seguir derramando sangre de hermanos?”, reflexionó Rosario. “Hagamos que la sensatez, el buen juicio nos lleguen y que nuestros corazones de llenen del amor a Dios y del amor de Dios. Tenemos que revestirnos de nuestra fe y fortaleza cristiana para juntos alcanzar la tranquilidad y los derechos para todas las familias,” afirmó.

Tenemos el absoluto compromiso de todos de seguir trabajando con el diálogo, justicia y estabilidad para retornar a la tranquilidad y la paz en el país. Estamos acostumbrados acá a asumir todos los retos y desafíos. Nos anima y reúne el amor. Vamos a seguir trabajando en medio de dolores, sufrimiento y tristezas, afirmó Rosario este mediodía a través de los medios sandinistas.

“Queremos paz, sentirnos seguros y vivir tranquilos. Es el clamor del pueblo nicaragüense. Escuchémonos todos para que Nicaragua y los nicaragüenses podamos ir adelante con el rostro animado y lleno de luz”, agregó la Vicepresidenta de la República.

Fuente:

La Voz del Sandinismo