Más allá del Arauca vibrador

Reproducimos un artículo de la página web del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia:

Es de especial interés fijarse como la oposición venezolana y los gobiernos de la derecha mundial ya no centran sus ataques contra Nicolás Maduro en un supuesto fraude electoral, sino que ahora todos sus cañones apuntan a la abstención en las elecciones del pasado domingo 20 de mayo, en las que el presidente venezolano renovó su mandato con cerca del 68% de los votos. Esa jauría había anunciado una abstención que rondaría el 80%, sin embargo, la participación fue del 46,1%, que colocó la abstención en 54%, por debajo del ya habitual 60% de la abstención en Colombia.

Sin embargo, los principales medios de la derecha mundial han decidido que nada les va a arruinar la ‘fiesta’ y siguen diciendo, después de las elecciones, que la abstención fue superior al 80% y que eso evidencia la ilegitimidad de la reelección de Maduro, aunque muy pocos recurren al argumento de que hubo fraude y esto deja bien parado al Consejo Nacional Electoral (CNE) como árbitro válido.

De todas formas, Maduro debe tomar nota de lo que las cifras nos dicen respecto a la realidad, pues en las anteriores elecciones el presidente obtuvo unos 7,5 millones de votos y ahora apenas obtiene algo más de 6 millones, 1,5 millones menos. Además, es meritorio que, con la gran mayoría de la oposición llamando a la abstención, Henri Falcón haya sacado algo más de 1,8 millones de votos. También fue muy disciplinada la votación de los evangélicos que sumaron 950.000 votos. Por eso, es inteligente que Maduro tenga en cuenta todos estos síntomas.

Ya Maduro tiene legalmente otros 5 años para gobernar, pero, el gran interrogante es: ¿Cuáles serán las medidas inmediatas, para superar la profunda crisis económica? Si no logra estabilizar la economía, sobre todo la inflación, la escasez y la corrupción, su gobernabilidad será muy débil y su presidencia, sometida ya a unas presiones externas muy fuertes, será inestable.

_________________________________________________________________________

GRAN RECTIFICACIÓN PROFUNDA

Seis líneas de acción 2019-2025

Anunciadas por el Presidente Maduro el 24 de mayo

_____________________________________________________________________________________

 

1               reconciliación nacional

2               acuerdo productivo por el crecimiento económico

3               profundizar la lucha contra la corrupción

4               ampliación de los logros del Poder Popular y del bienestar social

5               defensa del país y de su Constitución

6               ratificación de la construcción del socialismo

______________________________________________________________________________________

  

Las reacciones de la jauría

Como era de esperarse, desde el mismo lunes 21 de mayo amaneció la jauría mediática mundial diciendo que desconocen los resultados electorales y aúllan los expresidentes de la extrema derecha, animados desde Washington, pidiendo a los gobiernos del mundo que rompan relaciones con Venezuela. Los 14 países del Grupo de Lima, obedientes con las órdenes del amo, ya llamaron a consultas a sus respectivos embajadores.A su vez, el ‘gringo loco’ anuncia nuevas sanciones económicas y diplomáticas contra el gobierno venezolano.

Llama la atención la forma abierta e injerencista en que Santos agrede a Venezuela, radicalizando cada día su discurso e, incluso, decomisando 400 toneladas de alimentos, equivalentes a 35.000 cajas de los CLAP(Comités Locales de Abastecimiento y Producción), alegando que supuestamente iban a ser utilizadas para comprar votos a favor de Maduro y porque eran alimentos ‘descompuestos’.

La ofensiva está interconectada y, mientras Venezuela se mantiene en el centro de la diana desestabilizadora de la derecha internacional, en Colombia sigue la arremetida contra los líderes de las FARC más críticos con el Estado. Ahora conocemos los anuncios de que van a judicializar a Iván Márquez por narcotráfico (sumándose este al montaje hecho a Jesús Santrich).

Nada está desconectado. El fin de ciclo de los gobiernos antiimperialistas parece alimentar a la bestia que, con el ‘gringo loco’ al frente, puede provocar situaciones de violencia y tensión indeseables para nuestra región.

Fuente:

ELN Voces

Artículos Relacionados