La permanencia de los tranques desestabilizadores en Nicaragua ha provocado la pérdida de empleos, el aumento de la inflación y el estancamiento del crecimiento de los principales sectores económicos, destacó el presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes, durante su intervención en la mesa de diálogo nacional.

“Nuestros cálculos indican que podría aumentar la tasa de desempleo de 4.7 a 5.2 por ciento. La inflación ya está teniendo efectos en los bienes alimenticios principales. Nosotros habíamos estimado una inflación del 6.5 por ciento y ahora podríamos estar finalizando con una inflación del siete y el ocho por ciento”, precisó.

Reyes resaltó que se calculan 58 mil empleos menos, lo que representa la pérdida de 260 millones de dólares en ingresos.

Indicó que el aumento de la inflación repercute en el crecimiento de la pobreza. “No tenemos una estimación exacta de cuánto puede incrementarse la pobreza, pero al bajar la capacidad de consumo de la población esta va a aumentar. Y lo que habíamos logrado en todos estos años de haberla reducido se va a revertir. Esa es la consecuencia económica”, subrayó.

El presidente del BCN expresó que uno de los sectores que no tendrá el crecimiento previsto será el del transporte, ya que lo más probable es que este año alcance apenas un uno por ciento, después de que se había pronosticado un incremento del cuatro por ciento.

Agregó que en la agricultura se esperaba un aumento del cinco por ciento, pero debido a la actual situación descenderá al cuatro por ciento.

Subrayó que en cuanto a la actividad de hoteles y restaurantes se prevé una caída del 17 por ciento.

Reyes señaló que en relación con las exportaciones de mercancías se estima una reducción de 132 millones de dólares, mientras en el sector de zonas francas el cálculo inicial es de 138 millones de dólares.

Aseguró que todas las estimaciones serán compartidas con los organismos internacionales, en particular con el FMI, “con quienes ya estamos en contacto para poder hacer una evaluación de cómo vamos a finalizar este año y cuál sería el set de políticas que vendrían”.

“Queremos advertir también que el set de políticas, en la medida en que pase el tiempo, en la medida en que se van acumulando más distorsiones, el set de políticas que va a venir recomendado por los organismos internacionales va a ser más duro del que habían sugerido previamente”, resaltó.

Asimismo, el Ministro de Hacienda, Iván Acosta, denunció que el sector de la derecha continúa torpedeando el diálogo porque no le interesa que las familias vivan con tranquilidad.

“Definitivamente no puede ser que los que estemos en el diálogo estemos apostando a destrozar todo para gobernar nada. Eso parecería el discurso. Yo estoy monitoreando cómo va la actividad económica y a algunos les está yendo muy bien, a una minoría que tiene mucho. Pero los campesinos, los pobres no pueden pagar el precio del tranque y el tranque violenta la movilización”, manifestó.

Enfatizó que solo el cese de la violencia y los tranques permitirá el desarrollo de una discusión real. “Tenemos que dar un salto en nombre del país, en nombre de Nicaragua”, exhortó.

Fuente:

La Voz del Sandinismo