Hoy, quiero recordar al líder, al amigo, camarada y dirigente, orgullosamente comunista que siempre estuvo a favor de las causas nobles del país y la sociedad, sin soltar en ningún momento su bandera, la paz con justicia social y la reconciliación de la sociedad colombiana.

Nuestro profundo respeto y admiración, por el legado que hoy nos deja como ejemplo de lucha para quienes continuamos dando la pelea por defender nuestras causas comunes.

Carlos Lozano; un fiel servidor y defensor de los pueblos, fiel soñador por la construcción de la paz en nuestro país, del continente y el mundo, enfrentó los más duros ataques sin temor, poniendo a prueba siempre su solidez política, ideológica, de acción de revolucionario integral, para encarar cualquier tipo de escenario.

Compañeras y compañeros: Lamentando profundamente el deceso del Camarada Lozano, comunista convencido y, probado, en momentos tan críticos para la construcción de la paz, dejando al descubierto los que no la apoyan y quieren la guerra, pretender hacer retroceder el camino ya antes recorrido. Muchas veces llegó hasta los campamentos de la Colombia profunda, a lomo de mula, y sus botas llenas de barro, transitando la topografía agreste de las cordilleras de nuestra amada patria, a llevar el mensaje de la solución política al conflicto social y armado en sus largas conversaciones con el camarada M. Marulanda.

Fuente:

FARC