Muy buenas tardes, Compañera; buenas tardes, queridas Familias de nuestra Nicaragua, Bendita, Siempre Libre! Esta Nicaragua que queremos fortalecer, en Unidad, en Estabilidad; esta nuestra Nicaragua donde queremos que prevalezca el Derecho de Tod@s, el Derecho a la Paz, el Derecho a la Salud, el Derecho a la Vida; el Derecho a la Salud, a la Educación, al Trabajo, a la Vida.

Esta Nicaragua donde estamos unid@s, estamos unid@s en Oración, elevando nuestras Plegarias al Señor, a Nuestra Madre María, nosotr@s l@s Católicos, pidiéndole con el Corazón lleno de Fe y con la Fortaleza de la Fe, que siga derramando sobre esta Patria de Tod@s Bendiciones, Protección, y que nos siga llenando el Corazón de disposición a escucharnos, como decía el Cardenal Leopoldo Brenes: Escuchar, y luego hablar.

La Delegación del Gobierno de Nicaragua, representando a la mayoría del Pueblo nicaragüense, escucha el Clamor del Pueblo nicaragüense que quiere trabajar, que quiere continuar ganándose la Vida honradamente, es su Derecho Constitucional y es un Derecho consignado en todas las Convenciones de Derechos Humanos del Mundo; las Familias nicaragüenses que necesitamos recuperar la Seguridad, sentirnos en Confianza, sentirnos segur@s, poder dormir tranquilos.

Cuántas Madres nos escriben con preocupación, con alteración a la salud, porque precisamente todos estos días han sido terribles para las Madres, para las Familias, en este Mes de las Madres! Cuántas Madres se pronuncian: Queremos Paz, queremos Tranquilidad, queremos de regreso nuestra Nicaragua, no la Nicaragua de hace dos meses, pero nuestra Nicaragua. Que nos devuelvan el País que unos cuantos, unos pocos, han secuestrado. Esa es la Verdad.

La gente así lo siente, así nos escribe, así se pronuncia, y nosotr@s escuchamos ese Clamor, y luego hablamos en la Mesa de Diálogo, expresando precisamente esa perspectiva: Queremos Vivir en Paz. Queremos poder ejercer nuestro Derecho al Trabajo, podernos reunir alrededor de nuestros Credos Religiosos, practicar nuestra Fe en nuestros Templos, en nuestras Iglesias, en nuestros lugares de Culto, para invocar a Dios, y desplazarnos desde las casas, los hogares, hasta los Centros de Culto, con Seguridad, con Tranquilidad, sabiendo que vamos a regresar tranquil@s.

Cuántas personas están corriendo el riesgo de morir, por no poder pasar ante esas Carreteras llenas de obstáculos, y personas que van a buscar Salud. Como decía el Compañero Valdrack, Niñ@s, Adult@s, recién operad@s, que van a buscar Salud de un punto a otro, y no pueden pasar, y están corriendo el riesgo de morir.

¿Cómo podemos ser indiferentes siendo Cristian@s? ¿Cómo podemos ser indiferentes ante esa realidad? ¿Cómo podemos vivir sin Amor? ¿Cómo podemos no enfrentar o no interiorizar la realidad del Prójimo? ¿Cómo podemos ser tan insensibles que no nos conmueva el dolor y el sufrimiento de tanta gente? Es inexplicable, pero es. Por eso hay que trabajar en el Diálogo, para romper los muros de insensibilidad y lograr que esa Humanidad, que con seguridad tenemos tod@s, prevalezca, ese sentido común, y sobre todo ese Amor, ese Amor Cristiano.

En Nicaragua la mayoría somos Cristianos. Somos Católicos, o Evangélicos, pero tenemos nuestras Creencias muy en alto, nuestra Fe muy en alto, y por eso tenemos Confianza, y sabemos que de estos Tiempos tenemos que Salir Adelante, cultivando Victorias del Bien Común, y comportarnos y conducirnos como Familia Nicaragüense, como Herman@s, como Cristian@s sobre todo.

¡La Fe mueve montañas…! Hay tanta gente orando en todas partes, no sólo en Nicaragua, en tantas partes del Mundo, pidiendo por la Paz, por la restauración de la Estabilidad, por la recuperación de los Buenos Rumbos para la Economía; pidiendo para que no se pierdan más plazas laborales, que no vuelva la Pobreza, como habíamos venido dejando atrás la Pobreza que recibimos. Que no vuelva esa Pobreza ! Que podamos reemprender el Rumbo seguro de Trabajo y Paz, para ir poco a poco prosperando.

Por eso rezamos, por eso le pedimos a Dios, que nos guarde de tanto sentimiento negativo que vemos en unas cuantas personas que se oponen al Amor Cristiano y al Bien Común.

Estamos en el Diálogo, escuchando y planteando el Clamor del Pueblo nicaragüense. Recibiendo el sentimiento, las necesidades, las ansiedades del Pueblo nicaragüense, y dejándolas en la Mesa de Diálogo, para que nos escuchemos, para que pueda haber Paz en Nicaragua.

Estamos representando a las Familias, decíamos, a las Madres, a la Juventud, que queremos la Sensatez, la Cordura, el Buen Corazón; el Buen Corazón, correspondiente con nuestra Fe Cristiana. Que prevalezca la Buena Fe, el Buen Corazón, y la Buena Esperanza, para que podamos restablecer en Nicaragua la Vida, la Vida Buena, la Vida que tod@s queremos; la Vida Segura, la Vida con los Programas de Salud desarrollándose en todo el País, la Vida con el cuido del Medioambiente, más ahora que está lloviendo y que empiezan a darse las condiciones para que el Ciclo Productivo empecemos a desarrollarlo este año; a cultivar, para cosechar la Vida Buena, la Vida Cristiana y Solidaria que nos pertenecía, que nos pertenece, por Sentido de Humanidad.

Compañer@s, sigamos elevando nuestras Oraciones a Dios, sentemos a Dios en la Mesa de Diálogo, para que los Corazones se abran, escuchemos la Voz del Pueblo que es la Voz de Dios, y nos dispongamos a trabajar todos los Temas, atendiendo en primer lugar las Prioridades, las Prioridades que claman por Justicia… La Vida, que en todo el País está siendo afectada por unos cuantos.

Esas son las Prioridades de este Momento: Que recuperemos el Derecho a la Escuela, a la Salud, el Derecho al Trabajo, el Derecho al Comercio, el Derecho a circular libremente, como se ha dicho hasta la saciedad esta mañana. Que recuperemos el Derecho a Vivir en Paz, un Derecho que nos ganamos l@s nicaragüenses después de décadas de conflictividad, y de muchas muertes. En este País hay mucho dolor acumulado de décadas de sufrimiento, y no podemos ir para atrás.

¡La Fe nos moviliza, la Confianza y la Esperanza…! La Fe, la Confianza y la Esperanza nos movilizan hacia Adelante, porque, para atrás no hay Camino. ¡Solo hacia Adelante! Y ahí vamos, colgados de Dios Nuestro Señor y llenos de Su Amor y, pidiendo, implorando, que ese Amor Suyo llene todos los Corazones, para que de ese Diálogo salgan las soluciones que todas las Familias nicaragüenses queremos.

Estabilidad, Paz, Tranquilidad, o Paz, Estabilidad, Tranquilidad, Seguridad! Que vuelve la Alegría a los rostros de tod@s l@s nicaragüenses, en Homenaje a las Madres, a las Madres que dan la Vida. Todos somos, en cierta medida, Madres y Padres, y en ese sentido, comprometernos con la Vida es comprometernos con nuestros Valores Cristianos, Valores de Familia, Valores de Comunidad!

En las informaciones generales están las que nos hace llegar el SINAPRED, atendiendo las lluvias.

También tenemos el Reporte de la Policía Nacional que cuida todos los aspectos de la Seguridad Ciudadana. No hubo muertes homicidas, ni fallecidos por accidentes de tránsito.

Tenemos al Ministerio de Salud realizando los Planes en Dermatología, Mamografías, Exámenes Ginecológicos, también Odontología, y Medicina Interna y Especialidades del Aparato Respiratorio.

Tenemos el 97.1% de los Centros Educativos Públicos funcionando, vuelvo a dar gracias a Dios, y el 96% de los Privados y Subvencionados también funcionando; 82% de asistencia. Nuevamente, gracias a Dios, porque estamos en medio de las dificultades asistiendo a la Escuela, para que no vayamos a perder el Año Escolar en Primaria y en Secundaria.

También nos informa el Ministerio de Educación que rehabilitamos el Centro Educativo César Augusto Salinas, en Nueva Guinea; se entregó a la Comunidad Educativa. Y hay Encuentros de Docentes en Línea, desarrollándose en todo el País.

Compañer@s, los sismos que se registraron en nuestro Territorio fue uno nada más, en Fallamiento Local. Esto es al Este de la Rotonda de Ticuantepe, en tierra firme, magnitud 2 grados, profundidad 7 kilómetros.

Los puntos de calor solo uno reporta el SINAPRED y el MARENA.

Entonces, Compañer@s, nuevamente reiterar que nuestra Fe está puesta en Dios, para que podamos escucharnos y consensuar las Agendas que nos lleven a una discusión sana, respetuosa, fructífera, que deje resultados para las Familias nicaragüenses. Las Agendas tienen que consensuarse, y luego trabajarse en ese Plenario que está a la vista de tod@s. Donde, por un lado, este Gobierno responsable, serio, comprometido con el Cristianismo y la Solidaridad, ha puesto como Primera Prioridad la normalización del País, y el cese de toda forma de violencia, que es el Clamor Popular.

Que no haya violencia, que no venga la violencia a seguir alterando nuestras Vidas; que no haya violencia también en los lugares donde están alterando el Derecho a las personas a circular libremente para su trabajo, para el Comercio, para la Salud, para la Educación, para los que necesiten circular, y sobre todo, que haya confianza entre l@s nicaragüenses, de que escuchándonos con Respeto vamos encontrando un camino de soluciones, que garantice el Respeto a la Constitución, que garantice la Paz, que garantice la Estabilidad, y que garantice sobre todo que l@s nicaragüenses nos sintamos bien, y nos sigamos sintiendo orgullos@s del País que habitamos, este País que tenemos que seguir construyendo en Reconciliación, fortaleciendo la Unidad. Unos y otros somos hij@s de esta Nicaragua. Nicaragua es nuestra Casa, no sigamos destruyéndola!

Ya el Compañero Ovidio Reyes daba los datos que representan un importante descenso en las Proyecciones Económicas; un dato que para un País pequeño como el nuestro es, de verdad, una catástrofe. Y el llamado es a dejar de destruir la Economía, que es el Derecho al Trabajo de miles de nicaragüenses.

Veníamos remontando con excelentes cifras de crecimiento, todo eso está afectado, y bueno, hace falta, entonces, que en el Corazón prevalezca el Amor Cristiano, el AMORANICARAGUA, y que nos pongamos de acuerdo como primer punto de ese Diálogo Nacional, en la No Violencia, en no impedir la circulación de las personas, y en estabilizar el País, para que podamos seguir adelante, garantizando a las Familias nicaragüenses su Derecho a la Vida Buena, a la Vida Sana; su Derecho a esforzarse y trabajar, para prosperar.

El Comandante Daniel nos saluda a tod@s, con la responsabilidad que como Jefe de Estado tiene en esta Nicaragua, donde estamos convocad@s a trabajar por el Bien Común, a dialogar por el Bien Común, y a poner en la Mesa del Diálogo a Dios Nuestro Señor, para que llene nuestros Corazones de Comprensión, para que nos ilumine, y para que el Entendimiento y la trascendencia sean capaces de impulsar Proyectos de Alma, Propuestas de Alma, y con Alma, y sobre todo que recojan el sentir de las Mujeres, de las Madres, de l@s Muchach@s, de los Hombres, de l@s Trabajador@s, de l@s Campesin@s, de tod@s; porque lo que queremos es vivir en Paz. Nicaragua quiere Paz. Nicaragua quiere Estabilidad. Nicaragua quiere recorrer Caminos de Unidad y de Bien Común.

En eso estamos trabajando. A eso estamos comprometid@s, y el Respeto absoluto a la Constitución de la República es lo que nos garantiza esa Estabilidad y esa Paz que tod@s queremos. Nicaragua seguirá siendo Cristiana y Solidaria! Nicaragua es de tod@s, y debe prevalecer el Bien de tod@s.

Muchas gracias, y en comunicación en cualquier momento, si Dios lo permite. Muchas gracias.

Fuente:

La Voz del Sandinismo