Favelas de Brasil desbordan las calles en defensa del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, y es que este viernes el Supremo Tribunal Federal (STF) dio orden de detención, sin pruebas, lo que causó gran revuelo entre la población, que salió hasta la residencia del ex mandatario para impedir su aprehensión.

En Twitter se ve la reacción de los brasileños, que con pancartas y gritos de lucha respaldan al presidente enjuiciado y sentenciado por el caso Lava Jato.
Ante el golpe del STF y amenazas de los militares de levantarse en armas, en Brasil se presencia un quiebre institucional, al ver cómo es amañado el sistema judicial, que aún no procesa al presidente de facto Michel Temer por el mismo caso que llevó a Dilma Rousseff ser destituida.
“Las calles de #Brasil se inundan de manifestantes pidiendo por la libertad de @LulapeloBrasil, ante el golpe realizado ayer por el STF ante amenazas de los militares de levantarse en armas”, es una de las reacciones de los usuarios en Twitter, al ver cómo un mar de gente sale en defensa de Lula da Silva.
Por su parte, el dirigente del MST (Movimiento Sin Tierra) Alexandre Conceição, había advertido antes de esta decisión judicial que defenderían lo logros obtenido con Lula “con murra, guerra y lucha”.

Trabajadores y gente de las favelas alertando “STF: si apresan a Lula, el morro va a bajar”. La Rocinha, una de las Favelas más grandes dio el puntapié inicial. “No le tenemos miedo a la lucha”. Bravo Brasil, e otra de las reacciones que se lee en la referida red social.
Es así como el pueblo brasileño despierta ante un sistema judicial corrupto y un procedimiento amañado contra los líderes de izquierda, pero no podrán con el soberano cuando se trata de defender lo obtenido gracias al mandato de este expresidente.
Esto es BRASIL AHORA.

Trabajadores y gente de las favelas alertando «STF: si apresan a Lula, el morro va a bajar».
La Rocinha, una de las Favelas mas grandes dio el puntapie inicial.
«No le tenemos miedo a la lucha»
Bravo Brasil ??? pic.twitter.com/EbPg2dvAoC
— Marga Wirkierman (@MargaWirkierman) April 6, 2018

Font:

Comunistes de Catalunya