Foto: Correo del OrinocoEl Bloque Bolivariano Ejército del Pueblo, formado por diversos colectivos de Caracas, Miranda y Vargas, marchó este lunes por el centro capitalino en apoyo a la candidatura de Nicolás Maduro, rumbo a la victoria contundente de las fuerzas revolucionarias el 22 de abril. En el trayecto vocearon consignas contra del imperialismo y sus lacayos internos, se exigió mano dura contra los corruptos y los responsables de la guerra económica contra el pueblo, se pidió que cese la impunidad y que se deje de estigmatizar a los colectivos, acusados de formar grupos armados que promueven la violencia.

Alineados en la escalinata del parque Ezequiel Zamora, voceros del grupo leyeron tres documentos que, según dijeron, serían entregados en la Vicepresidencia de la República de manera que llegue a las manos del presidente Nicolás Maduro. Allí se plasman una serie de peticiones, entre ellas que se consagre de una vez por todas el Poder Popular en la nueva Constitución.

El manifiesto señala que en las próximas elecciones está en juego el proceso bolivariano.

“No podemos optar entre ganar o perder, necesario es ganar”, dijo el vocero al leer el manifiesto, en el que se vale de la expresión de José Félix Ribas lanzada a los seminaristas en las horas previas a la Batalla de la Victoria en 1814.

Ante el escenario crucial del 22 de abril se impone la unidad revolucionaria, chavista, socialista, popular, obrera, campesina y comunal, para vencer la agresión imperialista, destruir el estado burgués de una vez por todas y construir el Estado popular y comunal en la base indetenible hacia el socialismo.

Carlos López, uno de los voceros principales del bloque, declaró a los medios que el movimiento popular está exigiendo cambios reales que permitirán fortalecer la Revolución para llegar al punto de no retorno. A su juicio ese objetivo se alcanza consagrando la participación popular realmente protagónica en el nuevo texto constitucional. Igualmente solicitan la socialización de la banca.

“Ya basta”, sostuvo, “a los comerciantes especuladores, hay que darles un parao. Hay medidas revolucionarias muy claras que no son expropiación, sino confiscación; ya basta con los corruptos que se han llevado los dineros de la patria; los empresarios a quienes se les ha dado cualquier cantidad de capitales y se han robado la plata. No han traído nada. Hay que aplicar la ley. El movimiento popular está exigiendo no a la impunidad, cese a la represión contra los colectivos revolucionarios que estamos ratificando el apoyo a nuestro presidente Nicolás Maduro”.

Planteó que con la guerra económica, tanto Fedecámaras, Venancham, la asociación de comerciantes, vienen propiciando un robo descarado contra el pueblo con el fin de debilitar el proceso bolivariano. Además, consideró que ciertos organismos de control estatal no están funcionado debidamente, como es el caso de la Sundde.

Héctor Salas consideró que los colectivos populares, a los que se les quiere estigmatizar, organizados en cada una de las parroquias, en los barrios, representaban el peligro real al que temían la burguesía y el imperialismo estadounidenses. Estos colectivos están dispuestos, de ser necesario, a defender la patria en cualquier terreno que se les presente.

Simón Bernal expresó que el bloque va a proponer a la ANC el cambio de nombre de la República.

“Que se llame de ahora en adelante República Bolivariana Socialista de Venezuela, porque de una vez por todas debemos de agarrar, como se dice, la sartén por el mango, no solamente desde el punto de vista declarativo, sino desde el punto de vista constitucional, empezar a a practicar y a construir lo que debe ser el socialismo”, dijo.

Richard Aguilera expuso que los colectivos habían decidido salir a las calles para vocear su decisión de defender a la patria, si el imperio se atreve a agredirnos, y expresar su respaldo al presidente Nicolás Maduro. Señaló, al cuestionar la campaña adversa, que ellos en las comunidades han estado impulsando el deporte, la cultura y la recreación.

Fuente: Correo del Orinoco / RedGlobe