Durante un encuentro con agrupaciones gremiales chilenas, el Embajador Arévalo Méndez Romero recibió señales de apoyo en representación de más de 30 mil trabajadores de este país, hombres y mujeres que están atentos al desarrollo político de Venezuela en la actualidad.

Para estos trabajadores, los derechos y reivindicaciones de  la fuerza laboral venezolana,  han sido una muestra de la endereza y preocupación del Presidente Nicolás Maduro por quienes hoy movilizan el sector productivo venezolano. Al encuentro con el embajador asistieron el Comité de Iniciativa por la Unidad Gremial, la Confederación General de Trabajadores, la Unión Clasista de Trabajadores y  la Federación Metropolitana de Trabajadores de  la Salud.

Leandro Torechio, Miembro del Comité de Iniciativa por la Unidad Gremial, se dirigió a los venezolanos creyentes en la paz “sean fuertes, nosotros como chilenos ya vivimos lo que le están haciendo a Venezuela, nosotros fuimos pisados por las botas del imperio de EEUU, que sólo busca crear un caos social en su tierra con presiones económicas”.

A juicio de Torechio, “nada ni nadie podrá en contra de la memoria y los logros alcanzados por Hugo Chávez” en Venezuela la clase obrera hoy goza de  reivindicaciones sociales que los hace participe de beneficios muy pocos vistos en el mundo “lo que pasa en Venezuela es que los grupos económicos no quieren perder los privilegios de los cuales han gozado por años a costillas del sudor y el trabajo del otro” agregó.

Para este grupo de trabajadores chilenos, el mensaje es claro “sean firmes, que nada los detenga en su camino por la defensa del pueblo y sus derechos. No permitan que ninguna fuerza extrajera impida la realización de sus elecciones el próximo mes de abril, solo el pueblo decide por el pueblo, para nosotros Venezuela es ejemplo de fuerza” puntualizó Leandro Torechio, vocero del grupo de sindicatos.

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela