Prensa LatinaEl Gobierno sirio y la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG) alcanzaron un acuerdo para el despliegue del ejército de este país en la zona de Afrín en el norte de la provincia de Alepo, divulgaron hoy medios de prensa.

Con el convenio, el cual establece que la milicia YPG no se opone a la entrada del ejército sirio en Afrín para defenderla del agresor turco, terminan negociaciones entre ambas partes, las cuales duraron varios días, precisaron las fuentes.

Por otro lado, fuentes militares informaron a Prensa Latina que el Estado sirio ha apoyado militarmente a las Unidades de Protección Popular y también ayudó en el traslado de combatientes desde la provincia de Hassakeh a Afrín.

Según las fuentes, la ayuda proporcionada por el Estado sirio a Afrín es mucho mayor de lo que se anuncia y los próximos días revelarán la magnitud de este apoyo.

Mohei El-Din, un activista de la zona de Afrín afirmó en una comunicación telefónica con Prensa Latina que la población civil espera la entrada y despliegue del ejército para protegerlos de la invasión turca y de sus mercenarios.

La YPG, por su parte, corroboró la destrucción de siete blindados militares turcos en el frente de las localidades de Yenederes.

La invasión del ejército de Ankara contra Afrin y zonas aledañas comenzó el pasado 20 de enero y desde esa fecha, como consecuencia del fuego de artillería y aéreo, murieron decenas de civiles sirios en ese enclave, de acuerdo con organizaciones humanitarias.

Ankara intenta justificar sus ataques en Afrin bajo el pretexto de que las milicias kurdo sirias de las YPG amenazan con su presencia la seguridad fronteriza.

En medio de esa explosiva situación, de forma reiterada el gobierno sirio exigió a Turquía que cesen sus ataques contra el territorio de este país mesoriental ya que los mismos violan los principios de soberanía nacional e integridad territorial.

Por otro lado, en las últimas horas se celebraron los funerales de 21 combatientes y civiles que perdieron la vida en los últimos tres días como consecuencia de los bombardeos turcos.

Según fuente médicas sirias, la agresión turca hasta la fecha dejó un saldo de 170 muertos y más de 500 heridos.

Fuente: Prensa Latina / RedGlobe