Camaradas militantes de FARC y combatientes por la paz congregados en Dabeiba: Reciban mi abrazo fraternal y máxima expresión de condolencia ante el asesinato de los compañeros Wilmar Asprilla y Ángel de Jesús Montoya, ocurrido a las 11 de la noche del 16 de enero en el municipio de Peque, Antioquia.

Los enemigos de la paz no son más poderosos que la voluntad nacional que reclama y lucha por construir la paz con vida digna, inclusión y soberanía. Con crímenes como el ejecutado contra estos jóvenes, que con decisión abrían el camino de una nueva forma de hacer política en pro de la reconciliación y un futuro mejor, de buen vivir y esperanza, no podrán cortar las alas de nuestros sueños. Con el ejemplo de valentía de nuestros caídos, seguiremos la marcha hacia la conquista de la Colombia Nueva. Toda nuestra solidaridad y compromiso de resistencia a los familiares, compañeros y amigos de Wilmar y Ángel de Jesús.

Con afecto,
IVAN MARQUEZ


URL Corto: https://goo.gl/xEckw1

Fuente:

FARC