Nuestro rechazo al reconocimiento de JOH como Presidente de Honduras por parte del gobierno español

El pasado 26 de noviembre se celebraron elecciones presidenciales en Honduras. Tras numerosas irregularidades en el conteo de votos, interrumpido cuando claramente el resultado se mostraba favorable al candidato de la oposicin, al reanudarse el conteo varias horas ms tarde, el resultado apareci volcado a favor del candidato oficialista Juan Orlando Hernndez.

Ello dio pi a denuncias de fraude por parte de la oposicin, a protestas generalizadas de la poblacin, e incluso a recomendaciones de los observadores de la OEA quienes declararon: el cmulo de irregularidades, errores y problemas sistmicos que han rodeado este proceso electoral, en su etapa previa, jornada electoral y etapa postelectoral significa que la misin no poda tener certeza sobre los resultados. Y en un comunicado emitido despus por su secretara general se seala que Ante la imposibilidad de determinar un ganador, el nico camino posible para que el vencedor sea el pueblo de Honduras es un nuevo llamado a elecciones generales.

Se detectaron intrusiones humanas deliberadas en el sistema informtico, papeletas que parecan recin impresas, urnas que llegaron sin actas y patrones de participacin reportada en ciertas zonas con improbabilidad estadstica extrema.

Incluso algunos de los aliados incondicionales de Hernndez, que apoyaron su gobierno con millones de dlares desde EEUU como las representantes Norma Torres, una demcrata de California, o Ileana Ros-Lehtinen, una republicana de Florida, entre otros le exigieron transparencia al tribunal electoral.

Sin embargo, tres semanas despus, el Tribunal Electoral de Honduras, presidido por David Matamoros, miembro del Partido Nacional oficialista y compuesto en su mayora por partidarios de Juan Orlando Hernndez, lo proclama vencedor.

A todo ello hay que aadir una interminable lista de actos autoritarios cometidos durante el anterior periodo presidencial por el presidente Hernndez y su secretario de Estado, Arturo Corrales, para asegurarse la permanencia en el gobierno: corrupcin ampliamente documentada; modificaciones ilegales a la Constitucin; posibles vnculos con el narcotrfico; ataques a la libertad de prensa; criminalizacin de protestas pacficas; repetidas violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad; la manipulacin de las estadsticas de homicidios que impiden que Honduras pueda solicitar asistencia internacional Honduras registra una de las tasas de criminalidad ms altas del mundo-; y una actitud laxa ante el asesinato poltico.

Desde el da de la eleccin se repiten las protestas de la poblacin en la calle, a pesar del toque de queda establecido y del empleo de la fuerza que ya ha producido un saldo de al menos 22 muertos y numerosos heridos.

Haciendo caso omiso de la cantidad de irregularidades denunciadas y de los insistentes reclamos de la poblacin exigiendo la vuelta de la democracia al pas, el gobierno de Espaa se apresura, via tweet, a felicitar por los resultados que proclaman ganador a Juan Orlando Hernndez .

El Partido Comunista de Espaa rechaza el reconocimiento por parte de nuestro actual gobierno, de un resultado electoral ms que dudoso y la proclamacin de Juan Orlando Hernndez para un segundo mandato presidencial, de dudosa legalidad segn la Constitucin Hondurea que no admite la reeleccin.

El PCE solicita al gobierno del presidente Rajoy que reconsidere tal decisin y que se escuche al castigado pueblo hondureo, muchos de cuyos ciudadanos se han visto obligados a abandonar ese pas en busca de una vida mejor.

Por ltimo, exigimos que se retire toda ayuda y cooperacin econmica del gobierno de Espaa y de la Unin Europea al gobierno de Honduras en tanto no se regrese a la senda de la democracia y del respeto a los derechos humanos en ese pas.

Madrid, 21 de diciembre de 2017

Fuente:

Partido Comunista de España

Artículos Relacionados