comunistes de catalunyaMás de 8 millones de votos, a los que habrá que sumar los 700.000 votos de los departamentos de elección indígena, avalaron la Asamblea Nacional Constituyente.En un clima de terror, de odio, de miedo, con mensajes catastrofistas, asediados por los medios partidistas de la ultraderecha,más de 8 millones de venezolanos salieron alegres y pacificos a la calle a votar.

No importan las imágenes que ilustran la participación, no importa el enorme éxito de la consulta que se acercó a los niveles más altos de participación de los últimos 18 años. La campaña de manipulación de los mensajes de la oposición y de los medios de comunicación transmitiendo puntuales actos de violencia por parte de los «guarimberos» (terroristas urbanos pagados por la derecha) es lo que ha aparecido en las televisiones de España, de Europa y de medio mundo.

No han informado de los contenidos reales de la constituyente, si beneficiaba o no a la mayoría del pueblo, o si se le otorgaba o no más poder al pueblo o más garantías para avanzar hacia una economía soberana y no dependiente del FMI o el Banco Mundial. Se han ignorado declaraciones de intelectuales de prestigio mundial, del mismo pontífice Francisco, o las gestiones de presidentes como Zapatero abogando por la negociación, gestos conciliatorios como la casa por cárcel al líder de la oposición Leopoldo López en la creencia de que podía contribuir con llamados a la paz y no a la insurrección como finalmente ha hecho, o el apoyo que también ha tenido Venezuela de otros países, que los ha tenido, si se construía Patria o se entregaban los recursos naturales al imperio y a sus aliados.

Tampoco si EUA y sus aliados han dejado de importar petróleo de Venezuela en estos días, que en el período del 2014 al 2015 contrató el 11 % del total de las importaciones de EUA.

No se ha informado si la constitución venezolana permitía este proceso asambleario o no.

Solo un objetivo, derrocar a Maduro y a su Gobierno, acabar con el proceso bolivariano. Antes lo intentaron con Cuba y no lo consiguieron. Sí lo consiguieron implantando dictaduras fascistas en Chile, Argentina, Uruguay y otros países provocando decenas de miles de desaparecidos, muertos, torturados y encarcelados y el expolio de sus riquezas. Otras invasiones del imperio y sus aliados en Oriente medio llevan décadas de guerras sin perspectivas de consolidar estabilidad política en esos Estados, a lo que se suma la tragedia de miles de refugiados y refugiadas por todo el mundo sin protección ni garantías de solución.

Comunistes de Catalunya expresa su reconocimiento y solidaridad con el pueblo venezolano que ha demostrado una clara voluntad de apostar por la paz y la concordia, por sus instituciones y por su gobierno. Por las conquistas sociales, en materia de sanidad o educación, en mantener las pensiones, incrementar los salarios, en la construcción de vivienda pública, en hacerse respetar ante la comunidad internacional y ser un ejemplo de justicia y libertad para los pueblos de Latinoamérica y de otros continentes.

Comunistes de Catalunya confía en que este ejemplo suponga a la oposición el reconocimiento de su derrota, les haga desistir de sus prácticas terroristas en las calles de Venezuela, se imponga la sensatez y contribuya a acabar con la violencia.

1 de agosto de 2017

Comunistes de Catalunya