cneEl Consejo Nacional Electoral (CNE) instalará un centro de votación de contingencia en Caracas para aquellos electores y electoras registrados en zonas del área metropolitana con graves alteraciones del orden público, informó este jueves la presidenta del Poder Electoral, Tibisay Lucena, al anunciar medidas adicionales para garantizar el ejercicio efectivo del voto en las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente del próximo 30 de julio.

Asimismo, la máxima autoridad comicial indicó que todos los electores y las electoras que ejercen el derecho al voto en parroquias cuyas condiciones de seguridad podrían poner en riesgo su integridad física estarán habilitados para sufragar en cualquier centro de votación del municipio donde se encuentren registrados.

“Los que viven en el Cafetal, Baruta y El Hatillo, por ejemplo, contarán con un centro de votación de contingencia, en caso de que no puedan irse a otra parroquia dentro de su municipio”, señaló.

Aseguró que para la implementación de estas medidas de excepción serán extremados los protocolos que aseguren la seguridad y transparencia del proceso. “Son medidas inusuales, porque estamos viviendo tiempos inusuales en el país”.

Las medidas fueron puestas a consideración del CNE por la Junta Nacional Electoral, en uso de la atribución prevista en el artículo 48, numeral 3, de la Ley Orgánica del Poder Electoral, y analizadas el martes en el Consejo de Defensa de la Nación, donde, a solicitud del Poder Electoral, fue incorporado como materia de seguridad de Estado, el proceso electoral del 30 de julio.

Lucena expresó que había solicitado que las elecciones a la ANC fueran consideradas “como una materia y una acción de Estado, en todo lo relativo a la seguridad y a las garantías del proceso electoral”.

Agregó que la propuesta, aceptada por el Consejo Nacional de la Defensa de la Nación, fue ratificada este miércoles por los rectores electorales, para asegurar el resguardo de los derechos a la participación y al sufragio, “que no son otra cosa que los derechos humanos de las venezolanas y venezolanos para decidir los destinos del país en forma pacífica”.

Violencia focalizada

Explicó la presidenta del CNE que las acciones aprobadas por el ente comicial son el resultado de la evaluación e identificación de las zonas con graves alteraciones del orden público en el país, las cuales están focalizadas.

En tal sentido, informó que el CNE realizó un exhaustivo trabajo a escala nacional, que permitió detectar la situación de los centros de votación en puntos críticos. Alertó que se ha pretendido subvertir al país a través de redes sociales nacionales e internacionales, agencias de noticias y medios de comunicación. “Se ha buscado mostrar a Venezuela en llamas, en una inmensa espiral de violencia”.

No obstante, el estudio demuestra que de los 335 municipios del país, sólo en 45 (13,43%) se han visto afectados durante los últimos tres meses. Precisó que de las 1.141 parroquias del territorio nacional, sólo en zonas específicas de 76 (6,66%) se han registrado acciones de violencia, con lo que se determinó que es sobre esas áreas puntuales sobre las que el CNE debe tomar acciones para garantizar el efectivo ejercicio del voto, sin riesgo a la integridad física de las electoras y los electores.

Al respecto, ejemplificó que en el caso de la zona metropolitana de Caracas, únicamente se han registrado alteraciones en puntos específicos de cuatro parroquias. Igual situación se ha presentado en estados como Anzoátegui, Bolívar, Lara, Mérida, Táchira y Miranda en los que ocurrieron hechos de violencia en sitios determinados. “No son parroquias enteras. Se trata de vecindarios o calles.”

Destacó que muchas entidades del país han estado libres de violencia. “Pero eso no se dicho. Al contrario, se han magnificado los pequeños focos para intentar truncar el proceso electoral”.

Rechazo a la injerencia

Lucena inició su declaración, condenando de forma categórica “todo intento extranjero de arrasar con el principio de autodeterminación de los pueblos”, por vía de la amenaza y la intromisión en las decisiones soberanas.

“Rechazamos toda amenaza y todo intento de injerencia en el proceso electoral del 30 de julio, así como en cualquiera de los asuntos internos de la nación”.

Fuente: CNE / RedGlobe