La hora loca de la oposición venezolana

Largas colas en el simulacro de la Constituyente: La realidad no deseada por la oposición venezolana. Foto: VTVTras un resultado cuestionado por sus propios seguidores con apenas 7.186.170 de votos, lo que representa cerca de un 33% del registro electoral vigente y muy por debajo de los 12 a 15 millones esperados y “anunciados”, la Mesade la Unidad Democrática (MUD) convoca a una nueva “Hora Cero”. La misma conllevaría el miércoles a un Acuerdo para Gobierno de Unidad Nacional; el jueves paro general por 24 horas y el viernes al nombramiento de nuevos magistrados por parte de la Asamblea Nacional con mayoría opositora.

Los sectores de la oposición que se desmarcan paulatinamente de la agenda violenta, no han aprobado esta agenda de buenas a primeras, tampoco Fedecámaras.

Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, principal encuestadora de la derecha habló de una “Hora loca”: “Empezó la hora loca. Las cifras que circulan son inciertas y crean expectativas falsas. Lo relevante? Una participación espectacular”, dijo León tras la expresión de los resultados el domingo en la noche por parte de los voceros de la MUD.

Y es que tras destruir los cuadernos de votación, no hay manera de verificar unos datos que por cierto representan más de medio millón de votos menos que los obtenidos por la MUD en 2015, cuando ganó la AN con 7.707.422 escrutinios.

Para León, el resultado “convierte cada uno de los 7 millones de votos en un activista pacífico por sus derechos y habrás triunfado. Invítalo a la guerra y perderás”, desmarcándose abiertamente de cualquier llamado “a la calle” ya que como es sabido, cada “protesta” pacífica de al MUD culmina en saqueos, muertes, destrucción.

“La consulta popular te da fuerza y poder de negociación. De eso se trata. Lo que no te da es armas ni organización para un conflicto violento”, puntualizó el presidente de Datanálisis en su red social twitter.

La semana pasada, el prófugo de la justicia Óscar Pérez, ex funcionario del CICPC que llevó a cabo el atentado a las sedes del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y del Ministerio del Interior, Justicia y Paz, y que aún no ha sido capturado, durante una fugaz aparición en el “refugio” de grupos violentos de la Plaza Altamira llamó a “calle sin retorno” a partir del martes 18 de julio.

Algo sabían los sectores de la oposición sobre el resultado de la supuesta “consulta popular”. The Wall Street Journal, analistas de derecha y el mismo Luis Almagro, secretario general de la OEA, el resultado da un aval internacional para quienes rechazan a Maduro.

Algunos aseguran que es lo que necesitaba la administración Trump para imponer sanciones a PDVSA, recrudecer el bloqueo financiero. Se trata de presionar al gobierno para que no se produzca la elección a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

El gran temor de la oposición, es que la derecha no tendrá participación en la ANC, no porque nadie se lo impidera sino porque declinaron participar para apostar a la violencia. Ahora solo quedan 13 días y la ANC parece inevitable.

Por ello recurren al “aviador” Pérez, quien sustituye como “líder” a un excarcelado Leopoldo López quien a través de Voluntad Popular fue el principal impulsor de la violencia en 2014 y en la actualidad. La medida de casa por cárcel, lo sacó del juego porque ahora es visto como un “negociador” y no como “el guerrero prometido” por las bandas fascistas que buscan apoderarse del país financiadas por intereses imperialistas.
Fedecámaras también evalúa con cuidado el llamado a “hora cero” en su asamblea de este lunes.

Tampoco a los “estudiantes” de al ultraderecha les cayó bien el anuncio de al MUD. Reinaldo Manrique, Presidente del Centro de Estudiantes de la Universidad de los Andes (ULA) dijo que el pueblo esperaba más de los líderes de oposición.

Manrique felicitó la postura de llamar a nombrar a los nuevos magistrados porque era una de las cosas que se había consultado al pueblo al momento de votar. “A la gente se le vendió un paro nacional, se le vendió una hora cero y no podemos defraudar al pueblo venezolano” dijo Manrique insinuando que esperaban que la vocería oficial de la MUD, Julio Borges y Freddy Guevara en especial, llamaran a “la calle” antes que a tres “tibios puntos” que pueden resultar menos exitosos que los resultados del plebiscito.

Artículos Relacionados