Mario Berríos, del DKP, en el Seminario Internacional del PCV. Foto: Tribuna PopularReproducimos la intervención de Mario Berríos, miembro de la Dirección Nacional del Partido Comunista Alemán (DKP), en el Seminario Internacional sobre la vigencia del pensamiento leninista, celebrado en Caracas por el Partido Comunista de Venezuela (PCV) en el marco de su XV Congreso:

El departamento alemán del movimiento global comunista, el Partido Comunista Alemán, DKP, llevó a cabo en noviembre del año 2015 su 21° Congreso, y en la actualidad se está preparando para su próximo 22º Congreso para comienzos del proximo año. El 21° Congreso resolvió directrices ideológicas cuya exactitud de puntería está mostrando un lugar común. Concretamente, sobre la base de los desarrollos europeos, identificamos desarrollos importantes y espacios de lucha en el centro:

El objetivo estratégico de construir una sociedad socialista es claramente el objetivo de los comunistas alemanes. Destacamos esto, porque también nosotros nos confrontamos con corrientes reformistas cuyos fines están dirigidos a una sociedad pro-capitalista difusa. Sin embargo, ésta es agotada por una participación en gobiernos corruptos, totalmente como lo caracterizó Lenín.

Estas fuerzas no están en condiciones de llevar a cabo cambios reales en favor de los pobres y contra la conducción bélica imperialista. Por lo contrario. se multiplican las diferencias sociales y de clase, la pobreza rampante, el aparato de represión y una vez más especialmente la militarización alemana, aumento del presupuesto bélico y dl belicismo vive un aumento drástico.

Especialmente el imperialismo europeo, bajo la dominación absoluta del imperialismo alemán, se desarrolla sin inhibiciones.

Abiertamente y en cualquier momento, el monopolismo estatal interviene para salvar al capital financiero caótico. El monopolismo estatal destruye las fronteras nacionales, que él mismo creó cuando lo necesitaba. Los mismos gobiernos nacionales las eliminan paulatinamente, por medio de una burocracia, actividad criminal u otra fuerza bruta. Sacando de función por administraciones no electas por los pueblos sino por el capital monopolista transnacional. Socavando al mismo tiempo los derechos democráticos, que el pueblo, es decir, la clase obrera, pudo conquistar en contra de los poderosos, en 170 años de lucha de clases desde Carlos Marx. Hacia el exterior y el interior el capitalismo extremadamente agresivo trata de superar su crisis general capitalista y su sobreacumulación capitalista, para imponer su hegemonía sobre los recursos, rutas comerciales y mano de obra. Los comunistas alemanes advertimos fuertemente contra el resurgimiento del imperialismo alemán, del capitalismo moribundo, parásito y en descomposición. Él utilizará todos los medios para su mantención al poder – incluso bajo pena de pérdida de todo.

Entre los imperios capitalistas mundiales se desató una lucha sin cuartel para dominar el mundo. Esta lucha está completamente descargada a expensas de los trabajadores. Todos los medios deben ser aplicados de manera equitativa para echarlos en contra sus contrapartes. Nacionalismo y bloque imperialistas surgen y se desintegran rápidamente y en ningún orden predecible.

Por un lado, partes de la población activa, percibe el golpe reaccionario y temporalmente contrarrevolucionario devastador para el movimiento proletario progresivo. Por otro lado, gracias al desarrollo capitalista desenfrenado, la clase obrera es echada atrás, hasta un nivel de los grupos de jornaleros precapitalistas.

Solo con excepciones menores en las capas privilegiadas, corrompidas de los trabajadores, son los países de la supuestamente rica Europa y la rica Alemania pronunciados países de bajos salarios con una pobreza extrema en todo Europa. Esta pobreza trae todas las consecuencias conocidas y manifestaciones con él.

La riqueza financiera se centra exclusivamente en la gran burguesía. En Alemania estos son de una población de 80 millones de personas, un millón de millonarios. Entre el cual y el resto de las poblacion se abre una zanja profunda.

La pobreza alcanza niveles sin precedentes: 3,5 millones de personas en edad de trabajar sin paga, 12 millones de niños sufren de la pobreza, una multitud de personas de edad avanzada vegetan en una pobreza aislada.

Para mucha gente, esta es experiencia cotidiana: sin dinero no se puede poner ni un paso fuera de la puerta, no se puede participar en la vida social. Y ésa es en realidad cotidiana amarga conreta.

Nosotros, los comunistas, centramos nuestro trabajo de ilustración lógicamente a más justicia social, en la exposición del desarrollo de derechización, neofascismo, el desmantelamiento de la democracia, la alta armadura y el belicismo. A pesar de todos los esfuerzos tenemos que reconocer que estos avances del imperialismo todavía no son reconocidos por grandes sectores el pueblo.

Influenciadores burgueses son capaces de movilizar las masas contra los refugiados, que a su mismo fueron causados por el imperialismo alemán y norteamericano. La fuerza manipuladora extrema hace que grandes sectores de las masas oprimidas busquen la culpa en su propia incapacidad.

La desorientación política e ideológica se ve reforzada por una increíble politica educacional de carácter preilustrada así como formas increíble de opio religioso. El mismo capitalismo destruye todo tipo de formas sociales de convivencia. El capitalismo aplasta todas las identidades – sentimientos, mujeres, hombres, madres, padres, familias, amistades, niños, cultura, arte, tradiciones de mercancías. Lo que no puede ser comercializado, pierde su razón de ser. Solo existe una norma: valor de los bienes.

Para dibujar una imagen del capitalismo sin control: En Alemania no existe ningún metro cuadrado que no haya sido procesado. Así que no hay absolutamente ninguna naturaleza autóctona u originaria. El país se vizualiza como una torre residencial totalmente technizada con una percepción de vida y del mundo virtual. Todo tiene un valor de venta, bajo máximo control y regulación. Ningún hombre y ninguna institución pueden decir cuántas disposiciones legales con implicaciones existen para el ser humano.

Teniendo en cuenta los hechos en el mundo y en el trato con las «nuevas» corrientes reformistas se afirma la constatación de los comunistas alemanes de que las revoluciones sociales, deben ser especialmente socialista, ganadas y defendidas.

Compañeros, camaradas! Los éxitos contrarrevolucionarios de la capital con la supresión temporal del sistema socialista mundial y su múltiple expansión sin trabas, con todas las fluctuaciones ideológicas como consecuencia nos causa a los comunistas alemanes, examinar la validez científica de nuestra visión del mundo. Como resultado, nos comprometemos, los comunistas alemanes claramente a las enseñanzas de Marx, Engels y Lenin. Estamos comprometidos al dicho de Rosa Luxemburgo «socialismo o barbarie». Según esto dirigimos nuestra estrategia, tácticas y formas operativas de lucha. Nuestro objetivo es claro: la construcción de una sociedad socialista. Con und partido cominista claramente marxista-leninista.

Gracias.