El partido de los comunistas farianos

El PCCC y las FARC-EP en marcha. Foto: ABPEl presente punteo va destinado a exponerles mis opiniones que tengo sobre el Nuevo Partido que surge a raíz del Acuerdo Final de Paz firmado el 24 de noviembre de 2016 en el teatro Colon en Bogotá por el representante legítimo del Estado colombiano el Presidente Juan Manuel Santos y el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Ejército del Pueblo FARC-EP Timo León Jiménez.

Formaran parte como militantes del Partido: los guerrilleros, los milicianos los militantes del Partido Comunista Clandestino y del Movimiento Bolivariano de esas cuatro organizaciones será el primer Congreso constitutivo del nuevo partido. En el cual se vinculan las FARC para hacer ‘política y conformaran un movimiento político amplio, la única condición para pertenecer a este amplio movimiento es estar de acuerdo con la paz y con los Acuerdos de La Habana y su implementación y cumplimiento estricto.

Un gobierno de Transición lo entiendo comprometido con el cumplimiento del Acuerdo de paz, su implementación adecuada, la aprobación de normas que le den cuerpo institucional y obligatoriedad a los compromisos del Estado. Debe ser un gobierno no neoliberal, de amplia coalición y participación popular para la paz y el buen vivir y los derechos del pueblo.

Las FARC, el Partido Comunista Unión Patriótica, lo que queda del Polo, Marcha Patriótica, el Congreso de los Pueblos, organizaciones afrodecendientes y étnicas, organizaciones sindicales, sociales y las personalidades deben encaminar su trabajo a atraer para la idea del gobierno de transición a los partidos de la Unidad Nacional santista y entender que no tenemos la fuerza para imponer un candidato de la izquierda y que los posibles precandidatos serian Vargas Lleras este sería el peor candidato y Humberto de la Calle que es un cuadro del establecimiento pero del ahogado el sombrero, lo importante en esto es parar las ambiciones del uribismo de elegir presidente en el 2018 y hacer trizas los acuerdos de paz. El candidato de la convergencia saldría del ganador de una consulta popular.

El Programa del Partido parte de la respuesta que le demos a la pregunta que es lo que atasca o traba el desarrollo de las fuerzas productivas en Colombia.

El Latifundio cifras: el 52% de la tierra en Colombia le pertenece al 1,5 de población Mientras en el 2009 la pobreza en las 13 áreas metropolitanas del país estaba en 45, 5 por ciento, en la zona rural era de 64, 3 por ciento. La concentración de la tierra está directamente asociada a la desigualdad. Y en Colombia, de 32 departamentos con información sobre concentración, 18 tienen un Gini de 0,80 (más cercano a 1 es más tierra en pocas manos y más cercano a 0 es menos concentración).

Uno de los problemas más agudos en Colombia es el de las relaciones económicas, políticas y sociales derivadas de la concentración de la propiedad de la tierra. Las cifras oficiales demuestran una tendencia imparable a la concentración de la propiedad, al aumento de las tierras dedicadas a la ganadería extensiva, a la disminución de la producción de alimentos y al aumento de los desplazamientos forzados de las comunidades campesinas asentadas en los departamentos con mayor concentración de la propiedad rural.

Pero si bien la tierra en pocas manos, con los índices más altos en Antioquia, Valle, Caldas, Quindío, Arauca y Meta es un gran problema en el país rural, está acompañado por otro igualmente importante: la distorsión en el uso. Según los criterios de la ONU, a los ganaderos les correspondería devolver casi 20 millones de hectáreas.

Están usando en pastos 39 millones, cuando el potencial de Colombia para la ganadería extensiva es de 21 millones. Con la agricultura pasa al revés: el país tiene 21 millones de hectáreas aptas para el cultivo, pero solo está usando 4,9 millones. Cada vez importamos más alimentos, estamos importando maíz.

El latifundio es una rémora que los colombianos seguimos cargando, que es el origen de la guerra que hasta ahora estamos tratando de dejar a un lado y lo peor es que la expresión política de este el uribismo (Uribe Vélez, Pastrana, Ordoñez, Martha Lucia, Paloma Valencia, Lafouri el de las vacas, el partido conservador, gran parte del episcopado colombiano, las iglesias evangélicas) tienen fuerza sobre todo en las capas medias urbanas, tenemos que parar y derrotar las ambiciones de este de ganar la elección presidencial del 2018, con lo cual nos acabarían de complicar la situación más de lo complicada que hasta ahora con la decisión de la Corte Constitucional de limitar la utilización del fast track , de aprobar los acuerdos no en bloque sino punto por punto, permitiendo con esto cambios en el contenido de los Acuerdos y estamos a la espera del fallo que tome la corte constitucional sobre la JEP.

Iván Márquez afirmo que si la JEP es tumbada por aquellos que no quieren concordia de los colombianos entonces estaríamos prácticamente a las puertas de un fracaso del proceso, ya hemos cumplido con el 60% de la entrega de las armas a la ONU, solo esperamos que el gobierno cumpla con lo pactado.

El imperialismo es el otro escollo que frena el desarrollo de fuerzas productivas en nuestro país desde que se inicia el día tenemos que enfrentarnos al poder de saqueo del capital imperialista, el pan con el cual desayunamos es hecho con harina de trigo importada de los Estados Unidos, la hoja de afeitar con que nos rasuramos es de la transnacional imperialista Guilette, la crema dental que utilizamos para cepillarnos es de la transnacional imperialista Colgate y así podemos continuar el resto del día y en cada minuto que pasa está el poder de saqueo del imperialismo norteamericano en estos momentos el aire que respiro es contaminado por la explotación del carbón de la Guajira por la transnacional norteamericana Drumons.

Cifras:

El impacto de las multinacionales en la economía colombiana y en la cultura es evidente: en 2005, la Inversión Extranjera Directa (IED) en Colombia llegó a 10.378 millones de dólares, lo cual representó un crecimiento de 227 por ciento frente a los 3.117 millones de dólares que se invirtieron en 2004.

El año pasado, de acuerdo con un estudio realizado por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), la colombiana fue escogida como la quinta economía más favorable para la inversión en América Latina, después de Brasil, México, Argentina y Chile. Adicionalmente, en el reporte Doing Business 2005, del Banco Mundial, el país ocupó el segundo lugar entre 145 economías en mejoras en el clima de los negocios por regulaciones y políticas que incentivaron la inversión, la productividad y el crecimiento.

De acuerdo con la información del Banco de la República, la inversión extranjera directa acumulada en Colombia, entre 1994 y 2004, ascendió a 27.300 millones de dólares. Buena parte de esta inversión provino de América del Norte, Europa, América Central y el Caribe. Estados Unidos registró el más alto nivel de inversión en el país, con 16 por ciento; le siguieron España, con 14 por ciento, y Panamá, con 13 por ciento; Holanda (5 por ciento); Reino Unido (3 por ciento); y de América Central y el Caribe: Islas Caimán (11 por ciento), Islas Vírgenes (10 por ciento) y Bermuda (7 por ciento).

Un informe reciente de Proexport mostró que en Colombia tienen presencia cerca de 700 multinacionales, siendo los sectores que recibieron más flujos en 2005 manufacturas, minas y canteras, y petróleo. El país que más invirtió fue Inglaterra, seguido de Estados Unidos; luego estuvieron México, España y Holanda.

En 2006, la situación continúa por el mismo camino. Según el Banco de la República, durante el primer trimestre la inversión extranjera en el país fue de 978 millones de dólares, 6,8 por ciento más que en el mismo período de 2005. Y entidades como Fedesarrollo estiman que al finalizar el año, el total estará cerca de los 6.200 millones de dólares.

Esa inversión extranjera se da gracias a que los gobiernos entreguistas, crean verdaderos paraísos fiscales para las transnacionales, se hacen reformas tributarias a la medida del capital extranjero sobre todo norteamericano, se libera al capital norteamericano del pago de aranceles y como si lo anterior fuera poco, el parlamento colombiano legisla a favor de las transnacionales.

La oligarquía colombiana que en números está representada por la siguiente cantidad de personas:

  1. 22 mil personas naturales tienen entre mil y 2 mil millones de pesos.
  2. 7 mil que tienen entre 2mil y 3 mil millones de pesos.
  3. 1400 personas tienen entre 3 mil y 5 mil millones de pesos.
  4. 500 personas tienen más de 5 mil millones de pesos.
  5. 30900 personas las que tienen entre mil y más de 5 mil millones de pesos

Como podrán ver la oligarquía colombiana comparada con los 50 millones de habitantes que es la población del país es una minoría, sin embargo por falta de la unidad de las mayorías que somos los pobres de Colombia, esa minoría controla el poder económico, político, militar y cultural del país esa es la cruda realidad.

La oligarquía es el otro impedimento para el desarrollo de las fuerzas productivas de Colombia, que es la concentración del capital en pocas manos esta concentración en unas pocas familias llamadas: Sarmiento Angulo Grupo Aval, Ardila Lulle Postobon RCN Tv y radio, los herederos de Santo Domingo Paracol TV, BLU radio revista Cromos, El Espectador Gilinski, Eder Ingenio Manuelita producción de caña azúcar y biocombustible, el Grupo Éxito familia Costeña Char, la familia Santos con el grupo económico español Planeta controlan Publicaciones el Tiempo y el canal de TV El Tiempo y finalmente está el grupo empresarial antioqueño.

Estas familias manejan, controlan y manipulan todo el poder económico al cual las transnacionales no cubre son propietarias del poder mediático con el cual desinforman y hacen de mentiras verdades como ocurrió con el plebiscito del 2 de octubre de 2016 en el cual las falsedades de Uribe las convirtieron en verdades.

Este poder económico tiene su expresión a nivel del Régimen Político que es el gobierno que a nivel de personas se está relevando cada cuatro años, y colocan a Colombia como ejemplo de Democracia. La realidad es otra los gobiernos en Colombia no representan los intereses del pueblo sino que encarnan los bienes del capital oligárquico colombiano y de las grandes transnacionales norteamericanas, por eso a partir de la década de los 50 cuando se impuso la doctrina del enemigo interno las luchas del pueblo por la defensa de sus conquistas logradas a partir de la lucha, se convirtieron en acciones a las cuales hay que reprimir y judicializar y las Fuerzas Armadas que debieran estar dedicadas a salvaguardar la Soberanía nacional están destinadas a defender los intereses de esa minoría oligárquica que está en el poder gracias a que la gran mayoría de la población que es el pueblo está dividido.

Teniendo en cuenta el diagnóstico que acabamos de realizar el cambio en Colombia debe ser: anti latifundista, antiimperialista y anti oligárquico. A nivel político debe ser una revolución Democrática y Popular un gobierno del pueblo y para el pueblo.

En el estatuto no tenemos por qué inventarnos nada ya los padres fundadores Manuel y Jacobo en Marquetalia reglamentaron la vida del militante fariano dándole un lenguaje militar al estatuto del partido ahora es lo mismo por ejemplo los deberes del guerrillero habría que quitarle el ultimo que dice “respectar a los prisioneros de guerra en su integridad física y sus convicciones., los derechos quedarían todos, los requisitos para ser comandante serian requisitos para ser dirigente.

Habría que agregarle un apartado al Estatuto que se titularía Faltas, delitos y sanciones, las faltas serian de dos tipos: faltas leves las que se cometen sin intención de causarle daño al Partido, faltas graves que son: Riñas entre los miembros del Partido, falta de espíritu de compañerismo y solidaridad, utilización de la calumnia contra las masas, compañeros de Partido o contra los organismos de dirección. Delitos el asesinato de compañeros del Partido de las masas, el robo de bienes o dinero del Partido o de las masas, el consumo de estupefacientes la violación de mujeres, toda actitud que impida la participación de la mujer en la lucha revolucionaria y la violencia contra la mujer en el hogar, toda actividad que atente contra la Unidad del Partido como el divisionismo y el fraccionalismo. Para los delitos las sanciones son la expulsión del Partido y para los casos de asesinato, robo y violación de mujeres abrir un proceso judicial y las sanciones para las faltas graves son la crítica y la autocrítica y el trabajo que como sanción imponga la Célula.

En este congreso debemos pasar del reconocimiento formal cada 8 de marzo con intervenciones muy bonitas sobre la importancia de la participación de la mujer en el proceso revolucionario aprobar una resolución donde condenemos el maltrato físico y psicológico a la mujer donde esta conducta sea considerada como un delito cuya sanción será la expulsión del Partido. Además la participación de la mujer en las direcciones: nacional, regional y local será del 50%. En el siguiente orden: 30% en el primer Congreso y llegar al 50 % en el segundo Congreso.

Elaborar unos criterios sobre la política financiera del Partido empezando que desde la célula se lleve contabilidad especificando el origen de los mismos, lo poco que tenemos hay que manejarlo con criterio proletario, no se puede malgastar nada. Hacer cada año desde el 22 al 24 de noviembre la Celebración de la firma de los acuerdos finales de Paz, una gran fiesta Nacional que no se quede ninguna ciudad o pueblo donde haya comunistas farianos sin realizar esta fiesta, que se utilizaría para captar finanzas y la organización de esta fiesta estaría a cargo del Comité Central del Partido. Cada miembro del Comité Central se encarga de garantizar que la fiesta de celebración de la firma de los Acuerdos finales de Paz sea un éxito político y financiero en su región.

Este Primer Congreso debe aprobar unas normas que contengan las siguientes precisiones que eviten la corrupción en nuestras filas, empezando por que todo militante que sea elegido a cargos de representación popular como ediles, alcaldes, diputados, gobernadores, representantes o senadores deben , hacer pública su declaración de renta antes de tomar posesión del cargo y una vez termina su mandato, además estos funcionarios que sean elegidos no reciben ellos personalmente gastos de representación, viáticos o sueldos, estos emolumentos los recibe la dirección central del Partido y del movimiento y es esta en acuerdo con el funcionario y las necesidades del mismo se le paga un sueldo. La corrupción es el cáncer que carcome y acaba con cualquier Partido y movimiento revolucionario por lo tanto para quienes malgastan los bienes del Partido se les debe aplicar la expulsión del Partido y abrirle un proceso judicial con pruebas.

Otra norma que debe quedar en el Estatuto es que para quienes aspiren a ser de las direcciones Nacional, Regional y local los candidatos en primera línea son los guerrilleros los intelectuales asesoran a estos en el trabajo, otra cosa es que quienes nos jodimos tanto tiempo acá en la guerrilla no demos resultado en esas direcciones pues se nombra al que sabe teniendo en cuenta los requisitos para ser dirigente. En este caso no podemos ser cerrados atrancados por dentro y la llave perdida, lo cierto es que hay militantes de Partido y milicianos que tienen más méritos que muchos guerrilleros que en pleno siglo XXl con más de 15 años de militancia son analfabetos no saben leer y escribir y otro gran porcentaje de guerrilleros incluyendo mandos son analfabetos tecnológicos, no saben nada de computación, no saben utilizar un celular, mucho menos conocen de internet, pierden el tiempo jugando parques y domino y son atrevidos atacan a quienes tienen conocimientos políticos, culturales y tecnológicos y despectivamente los llaman intelectuales. En la época de la confrontación militar se consideraban los militares y a los que teníamos formación política y cultural nos llamaban despectivamente los políticos.

En lugar de criticar a los que tienen conocimientos tecnológicos los debemos aprovechar para que nos saquen de ese estado de ignorancia tecnológica y es deber de los Estados mayores de Frentes y Bloques aprovechar este tiempo de las zonas veredales para a través del SENA masificar la tecnología y la informática en nuestros militantes, La educación técnica que da el Sena es buena debiéramos programar con ellos cursos de mecánica automotriz, cursos de manejo y mecánica de maquinaria agrícola, cursos de manejo de motocicletas y de carro, porque lo único que sabe hacer el guerrillero es manejar un arma y a través de esa arma como conseguir dinero, los mandos ahora y más luego los dirigentes del Partido son los responsables de la formación ideológica , política y técnica del militante revolucionario y es ese mando ahora y mañana lo llamaremos dirigente es responsable de donde vaya a parar el guerrillero, porque la formación política y tecnológica es responsabilidad de los dirigentes.

Una norma que se ha elevado a la categoría de dogma en los partidos comunistas es la reelección de los cuadros en las direcciones Nacional, Regionales y Locales formando una eternocracia que impide la llegada de cuadros jóvenes a las direcciones Aprobar una norma en este congreso en la cual se señale que los cuadros dirigentes son reelegibles solo durante 3 periodos en las direcciones del partido de 4 años cada uno. Los camaradas que salen de las direcciones nacional, regional y local por haber cumplido ya con las tres reelecciones se forman con ellos Comités Asesores que tracen líneas y políticas para mejorar en secretarias del partido.

Otro elemento que hay que enviar al museo de antigüedades es la cooptación que es el sistema mediante el cual las direcciones nombran a los miembros faltantes en las direcciones nacional, regional o local por medio de la cooptación, a la cual le veo justificación en las condiciones de un ejército guerrillero, donde hay que coartar la democracia porque no hay condiciones todos los días de realizar eventos democráticos, pero en un partido revolucionario legal la utilización de este método riñe con la democracia interna.

Alberto Martínez.
Compañía Efraín Guzmán. Bloque Martin Caballero. Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo. FARC-EP. PTN Amaury Rodríguez. Pondores. Conejo. Fonseca. Guajira.

Fuente: ABP / RedGlobe

Artículos Relacionados