Fuente: Ciudad CCS

Un total de 60 fallecidos en más de mes y medio de protestas es el saldo que ha producido el llamado a la violencia terrorista por parte de la derecha venezolana.

Durante una rueda de prensa ofrecida desde la Casa Amarilla, el ministro para Comunicación e Información, Ernesto Villegas, informó que, de acuerdo con los datos publicados por la Guardia Nacional Bolivariana, se han realizado 1.600 manifestaciones en el país, donde alrededor de 600 han sido registradas como violentas.

En compañía de la ministra para las Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, y el secretario ejecutivo de la Comisión de la Verdad, Larry Devoe, mostró un material audiovisual donde se evidencian las agresiones sufridas por algunos venezolanos como producto de la violencia desatada por la derecha.

Alertó sobre que los sectores políticos opositores utilizan los nombres de las personas fallecidas para cargarle al Gobierno “una política de Estado conducente a la muerte de venezolanos”.

“Debe cesar inmediatamente el llamado a la violencia por parte de los factores políticos que han abandonado la política para tratar de imponerle al país la agenda por la vía de la violencia”, expresó Villegas, e invitó al sector democrático de la derecha a renunciar al camino de odio e intolerancia.

Asimismo, recordó que la ley actual no permite a los funcionarios el uso de armas de fuego, y señaló que el presidente Nicolás Maduro ha ordenado a los cuerpos de seguridad abstenerse, incluso, de utilizar escopetas de perdigón.

Ante la actual situación que se vive en el país, las acciones de calle y las matrices de opinión que se generan desde el seno de la derecha venezolana, el ministro de Comunicación e Información denunció que existe un escenario similar al golpe de Estado de abril del 2002.

“Fue esto lo que utilizó un sector político que enlutó a toda Venezuela (…) y montaron su plan de golpe de Estado sobre la base de estos muertos”, advirtió.

Por otra parte, reivindicó la actuación de la GNB y los agentes de orden público, quienes se han mantenido firmes en su función de resguardar los espacios y la vida de los ciudadanos durante las manifestaciones de las últimas semanas.

MANIPULACIÓN PÚBLICA

El ministro Villegas aseveró que, en el caso de los fallecidos, los voceros opositores manipulan cada una de las muertes para sembrar en la opinión pública, tanto nacional como internacional, “una supuesta verdad difícil de revertir”.

“Hay quienes usan el dolor de familiares para sembrar una verdad que no se puede revertir”, advirtió.

Como ejemplo, citó el caso de Jairo Ortiz, el primer joven asesinado en el municipio Carrizal el pasado 6 de abril, que, aunque no participaba en la protesta en el estado Miranda, tal como declaró su padre, los voceros opositores alegaron que sí formaba parte de la manifestación y lo pusieron como bandera para iniciar la ola de manifestaciones.

Asimismo, presentó el caso de Ricarda González, de quien medios de comunicación y voceros de la MUD señalaron que murió por presunta inhalación de bombas lacrimógenas, pero que, posteriormente, fue desmentida por su propia hija, quien señaló que “su madre murió a causa de no ser atendida a tiempo, porque las barricadas por su casa no la dejaban pasar”.

Villegas también recordó la muerte de la joven tachirense Paola Ramírez, asesinada el 19 de abril por un militante del partido opositor Vente Venezuela, cuando en primera instancia se quiso sembrar la matriz de que falleció por una bala disparada por grupos chavistas.

“Todas las vidas valen exactamente lo mismo, independientemente de su edad, género, condición social, el lugar donde hayan caído, la bandera política que hayan alzado. Todas nos duelen exactamente lo mismo, y lo que queremos evitar es que esa lista crezca”, insistió el ministro.

DELITOS DE ODIO

La canciller de la República, Delcy Rodríguez, afirmó que la dirigencia opositora utiliza lenguaje categorizado como delito de odio.

“Venezuela vive hoy nuevos brotes de violencia, con características muy peculiares que causan preocupación al país y a la comunidad internacional, porque son expresiones de corte fascista, cargadas de odio, sobre la irracionalidad en cuanto a las formas de dirimir diferencias entre sectores”, manifestó.

La canciller mostró material audiovisual donde se evidencia el lenguaje violento y ofensivo utilizado por la dirigencia opositora, específicamente por el gobernador del estado Mirada, Henrique Capriles Radonski y la vocera opositora Lilian Tintori.

En este sentido calificó estos hechos son propiciados por la ultraderecha a través del uso reiterativo de un lenguaje que promueve situaciones grotescas y demuestra el carácter racista y clasista de la oposición venezolana.

De esta forma, la ministra de Relaciones Exteriores recordó que los delitos de odio están castigados en las leyes venezolanas como el Código Penal y por la legislación internacional.

Asímismo, se mostraron las agresiones sufridas por un joven venezolano, el cual fue confundido con un chavista dentro de una manifestación de la oposición, por lo que fue apuñalado e incendiado en vida, y por último, un joven golpeado ferozmente en un centro comercial, basándose en su “apariencia chavista”.

En esta misma línea, la canciller resaltó que actos de odio también son considerados como delitos de derechos humanos.

COMISIÓN POR LA JUSTICIA Y LA VERDAD

La ministra para las Relaciones Exteriores informó que la Comisión por la Justicia y la Verdad entregará en los próximos días un informe al presidente Nicolás Maduro, con los casos de violencia y terrorismo impulsados por la derecha venezolana.

Señaló que dicha instancia ha tenido como objetivo generar informes sobre la violencia política de 2014, pero, siguiendo lineamientos del presidente Maduro, anexarán en la investigación las últimas acciones desestabilizadoras de los sectores de derecha.

“Próximamente entregaremos un informe evidenciando los casos que conoce la Comisión de la Verdad, que se incorporará con facultades más amplias en la Constituyente”, dijo Rodríguez.

Resaltó que esta comisión ha abordado los factores que propician la violencia, situación de las víctimas y promover garantías a los afectados, así como generar informes al presidente Maduro.

Ante tales acciones fascistas, señaló que el Gobierno Bolivariano ha venido denunciado ante instancias internacionales cómo el imperio, junto a la oposición venezolana, intenta introducir a los venezolanos en un escenario de guerra para justificar la intervención, como ocurrió en Siria y en Ucrania.

“El Ejecutivo Nacional ha concentrado el accionar de los cuerpos de seguridad del Estado en la contención de la violencia, y en trabajos de prevención e inteligencia para proteger a todos los sectores de la sociedad que no forman parte de las espirales de violencia”, explicó Rodríguez.

Canciller: no estamos conformes con respuesta de Colombia

La ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, rechazó las provocaciones de Colombia, refiriéndose al despliegue de vehículos blindados de combate a escasos metros de la línea fronteriza con Venezuela.

“No estamos conformes con la respuesta dada por el Gobierno colombiano, porque sabemos que las actividades y acciones militares y el equipamiento militar que están presentes en la frontera con Venezuela, no se compaginan con actividades para la lucha contra el delito transnacional ni para otro tipo de crimen”, expresó la ministra Rodríguez.

“Sabemos que está enmarcado en la provocación diseñada por el Pentágono. Ha sido una denuncia permanente, fue una denuncia también en la reciente visita que hizo el presidente Juan Manuel Santos a los Estados Unidos”, añadió la ministra.

Delcy Rodríguez puntualizó que este hecho se “compagina también con la reunión del diputado Julio Borges (presidente de la Asamblea Nacional) con el jefe de la seguridad nacional en los Estados Unidos”.

Este domingo, el Gobierno Bolivariano denunció, a través de un comunicado publicado en la página de la Cancillería, la presencia de estos vehículos en la zona fronteriza de Paraguachón, y señaló que tal hecho es una “insólita e inadmisible provocación ejecutada por Colombia”.

Fuente: Ciudad CCS / RedGlobe