Federación Mundiald de Juventudes DemocráticasLa Federación Mundial de Juventudes Democráticas condena el nuevo intento de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la persona de su Secretario General, Luis Almagro, y de jefes de Estado de gobiernos pro imperialistas, de llevar a cabo acciones que atentan contra la soberanía y estabilidad de la República Bolivariana de Venezuela para derrocar a la Revolución Bolivariana, y con ello, acabar con las conquistas sociales, económicas, políticas y culturales alcanzadas en favor del pueblo venezolano.

Históricamente, la OEA ha servido a los intereses del imperialismo norteamericano. La legitimación de invasiones a países como Cuba, Nicaragua, Panamá o República Dominicana es apenas una pequeña muestra de su trágica historia como organización.

En el siglo XXI, donde América Latina y el Caribe ha experimentado importantes transformaciones sociales, políticas y económicas lideradas y conducidas por gobiernos y procesos políticos revolucionarios, populares, progresistas y democráticos, se ha demostrado la capacidad de la región en avanzar en su integración y unión, con el nacimiento de espacios multilaterales como el ALBA, la UNASUR y la CELAC, para defender sus verdaderos intereses y seguir independizándose del dominio y control del imperialismo norteamericano.

En el actual contexto regional, se viene construyendo una correlación de fuerzas, que apunta al afianzamiento de la recomposición imperialista en la región. A pesar de ello, las fuerzas populares están resistiendo y enfrentando rentes procesos de integración y unión regional. La FMJD rechaza todo intento de injerencia sobre la independencia y soberanía de Venezuela, así como las agresiones contra el pueblo venezolano. Apoyamos a la juventud bolivariana, al movimiento popular y a los trabajadores que están luchando contra el imperialismo.

¡Venezuela no está sola!

¡Por una Latinoamérica libre e independiente!

Fuente: international communist press / RedGlobe