El Embajador de Bolivia ante la ONU, Sacha Llorentty, en el Consejo de Seguridad. Screenshot: TeleSurEl Estado Plurinacional de Bolivia condenó enérgicamente el bombardeo que ejecutó el gobierno de Estados Unidos (EEUU) al lanzar 59 misiles a una base aérea de Shairat, en la provincia siria de Homs, así lo señaló este viernes el embajador boliviano ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Sacha Llorenti.

Durante una sesión de emergencia del Consejo de la ONU por la agresión estadounidense a territorio sirio, el embajador boliviano señaló que los problemas internos de los países se deben resolver con diálogo y no con bombardeos.

Aseguró que dicho ataque representa una amenaza a la paz y seguridad internacionales. “El Consejo de Seguridad no debe ser usado como una caja de resonancia de la propaganda de guerra, ni de intervencionismo”.

“A EE.UU. no le interesa el derecho internacional, deja de lado a la ONU cuando le conviene”, agregó el representante boliviano ante el organismo internacional. Asimismo, manifestó que el país latinoamericano reitera su enérgica condena por uso de elementos químicos como armas, “por ser un hecho injustificado y criminal”.

Explicó que el acto de agresión de EEUU recuerda la situación del año 2003, cuando el gobierno estadounidense y el Reino Unido invadieron Irak sin aprobación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“Recordemos que en esta misma sala se nos dijo que habían armas de destrucción masiva en Irak, pero al final todo resulto una mentira”, añadió.

Llorenti advirtió sobre la doble moral de algunos gobiernos del mundo. “El Gobierno estadounidense cuando el discurso de los derechos humanos no les alcanzan para satisfacer sus intereses, violan sistemáticamente los DDHH”.

Asimismo, recordó que la serie de golpes de estado en América Latina han sido organizados y financiados por la CIA, “es una verdad histórica”.

“Este organismo internacional es la última esperanza que tenemos para garantizar la paz y la seguridad internacional”, dijo el diplomático boliviano.

El bombardeo de Washington ha provocado graves daños materiales a la base aérea siria, según ha explicado el Ejército de Damasco.

Igualmente la ONU ni la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) han reportado los resultados de su investigación sobre el suceso en Siria.

Fuente: La Radio del Sur / RedGlobe