Comunicado del PCP: Unidad del pueblo trabajador para enfrentar al circo politiquero de terror

Partido Comunista ParaguayoReproducimos un comunicado del Partido Comunista Paraguayo:

Repudiamos enérgicamente el circo politiquero de terror que se viene desarrollando en nuestro país desde hace tiempo y que ayer tuvo un episodio tragicómico, exponiendo la degradación moral y el quiebre del sistema republicano en nuestro país, que desde el año 2012 se empezó a profundizar.

Desde el Congreso Democrático del Pueblo venimos enfocando nuestros esfuerzos en la construcción de Poder Popular. Reiteradamente hemos denunciado que los tres Poderes del Estado están secuestrados por la Narcopolítica. Por lo tanto, organizar nuestra lucha, la resistencia en los lugares de trabajo, en colegios y universidades, en barrios y comunidades, en las chacras, en defensa de nuestros territorios, es la tarea central del momento.

La Constitución Nacional no solo viene siendo sistemáticamente violada. La Constitución Nacional está muerta. Por eso las leyes no generan ninguna garantía. Es la fuerza -concentrada en el dinero, la violencia y el terrorismo- la que resuelve a quién condenar y a quién dejar libre. De modo que nos toca desarrollar una gran fuerza organizada de todo el pueblo democrático, honesto y trabajador, capaz de diseñar un plan y de hacer valer sus intereses al servicio de la soberanía y la justicia social.

Reafirmamos la posición que asume nuestro 8° Congreso, cuyo resumen fue difundido hace un año a través de un documento titulado “Llamamiento a la unidad y la confianza”, y en el cual denunciamos el proyecto de saqueo, entrega y represión liderado por Cartes y por las cúpulas colorada y liberal, al servicio del capital transnacional capitaneado por los EEUU. En ese documento también dijimos que “Debemos derrotar a Cartes y al modelo de saqueo y represión que lidera.

Necesitamos un Juicio y Castigo a saqueadores y torturadores, para demostrar en la práctica lo que ya no toleraremos como pueblo. Necesitamos unirnos millones de paraguayas y paraguayos para eso. Y para unirnos necesitamos generar confianza. Sin confiar en las intenciones de las organizaciones sociales y políticas del campo popular, sin confiar en las intenciones de militantes y dirigentes que llaman a la unidad, sin demostrar con nuestra práctica y nuestra forma de vida el carácter patriótico, honesto, solidario, colectivo y popular de nuestro proyecto, la unidad amplia será muy difícil”, porque entendemos que recuperar confianza en la fuerza propia que tenemos las trabajadoras y los trabajadores del campo y la ciudad es determinante para fortalecer nuestras organizaciones y desarrollar autogestión, ingenio, creatividad, disciplina, firmeza, paciencia y estudio, transitando hacia la Patria Nueva.

En ese documento también explicamos que nuestra militancia se dedicaría prioritariamente al trabajo de base en el movimiento de masas, por lo que nos distanciábamos de la dirigencia del Frente Guasu, atendiendo las importantes diferencias que tuvimos en la Mesa de Presidentes respecto a la línea política desplegada en la lucha de masas, en la lucha electoral y en la gestión parlamentaria. Desde ese momento no hemos participado en los debates ni en las decisiones que tomó la Dirección del Frente Guasu. De esto hace más de un año. Hemos insistido justamente en que debíamos realizar un balance crítico y autocrítico, mencionando los errores y las organizaciones e individualidades responsables de los mismos. No encontramos disposición efectiva en la dirigencia frentista para realizar ese balance. Entendemos que este empantanamiento en la politiquería es el resultado de una irresponsabilidad a la hora de confrontar con nuestros hábitos y revisar con honestidad cómo superaremos las distancias que existen entre lo que decimos y lo que hacemos.

Hoy estamos aún más seguros de que la principal tarea del pueblo trabajador es confiar en su fuerza, reivindicar la historia rica de nuestra patria y de los pueblos, porque todos los pueblos son trabajadores, transparentes y heroicos. Y logran construir y conquistar el Poder cuando se sacuden de la dominación económica y cultural de las y los explotadores.

La discusión de la enmienda fue y es funcional al vertiginoso saqueo hambreador y violento perpetrado por el cartismo junto con las cúpulas coloradas y liberal. El desalojo de trabajadoras y trabajadores del campo, el creciente endeudamiento para beneficio de banqueros ladrones, el tarifazo de la ANDE y toda la propuesta privatizadora que incluye al servicio de agua, las rutas y los aeropuertos, se aprovecha del gran ruido mediático sobre defensores y detractores de la enmienda para continuar con el saqueo, la entrega y la represión.

Frente a este peligroso circo politiquero, insistimos en encontrarnos para construir Poder Popular, sin pedir permiso a nadie, juntando a mujeres y hombres en los barrios, chacras y comunidades, en lugares de trabajo, en colegios y universidades. El Congreso Democrático del Pueblo es un germen articulador del Poder Popular que confronta con la narcopolítica y la politiquería buscando demostrar con su práctica, que una Patria Nueva donde mujeres y hombres, nazcan donde nazcan, puedan desarrollar plenamente sus talentos y potencialidades, es posible, además de necesaria.

Construyamos juntos un quehacer diario que recupere la historia paraguaya y diseñe día a día el Programa de cambios para garantizar seguridad, soberanía, tierra, trabajo, vivienda, salud y educación para todas y todos.

¡Por un Gobierno Democrático Agrario y Antiimperialista!
¡Luchando, forjando, Poder Popular!
¡Socialismo es Vida, Pan y Paz!

Comisión Política
29 de marzo de 2017

Fuente: Partido Comunista Paraguayo via Facebook / RedGlobe

Artículos Relacionados