Luis Almagro fracasó en la OEA

Venezuela contra el Imperialismo. Foto: Aporrea.orgLa Organización de Estados Americanos (OEA) celebró ayer una sesión extraordinaria convocada de manera ilegítima para tratar la actual coyuntura en Venezuela, tras la solicitud hecha por 18 países miembros. Al inicio de la misma, Venezuela solicitó su anulación por considerar que se discutiría la situación de un Estado miembro sin su consentimiento. Sin embargo, otras delegaciones como Canadá y México pidieron someter la propuesta de continuar la reunión a votación, y 20 delegaciones se pronunciaron a favor, por lo que la discusión continuó.
El embajador permanente ante la OEA, Samuel Moncada rechazó la celebración de ese Consejo Permanente “porque viola la normativa de la OEA de la no intromisión en los asuntos internos de los Estados”, expresó.

Con respecto a la actuación del Secretario General de la OEA Luis Almagro, principal impulsor de la tesis de aplicar la Carta Democrática a Venezuela, Moncada señaló que el funcionario “es una caricatura de secretario general, no vale la pena hablar de él, hablemos de sus dueños, los que pagan».

“Agradecemos a las delegaciones que han participado de forma constructiva y solidaria”, señaló al referirse a los países que manifestaron su apoyo a la no injerencia en los asuntos internos de Venezuela.

“Respetaremos la decisión de Brasil cuando su Gobierno sea electo por los brasileños”, indicó al señalar el ataque de esa nación a la soberanía venezolana.
Finalmente, la sesión fue levantada sin arrojar ningún documento o declaración jurídica vinculante.

Por su parte, la canciller Delcy Rodríguez ofreció una rueda de prensa al final de la fallida sesión para rechazar el injerencismo por parte de la OEA en los asuntos internos de Venezuela.
Al respecto expresó sobre la posición de Washington de propiciar una intervención política en Venezuela “si quieren ayudarnos le decimos al Gobierno de Estados Unidos que cesen las acciones de agresión contra nuestro país, que finalice el bloqueo financiero, que derogue el decreto de Obama y dejen de lado su actitud de intervención”.

También aclaró que “no pueden decir que está activada la Carta Democrática, nunca se ha activado, hoy (ayer) solo se tomó nota de la sesión”. Además reiteró que “de proseguir estas agresiones contra Venezuela tomaremos acciones drásticas”.

“De proseguir estas agresiones contra Venezuela tomaremos acciones drásticas”, reiteró Rodríguez.

“No queremos que ocurra en Venezuela lo mismo que ocurrió en Irak, jamás seremos un error imperial”, aseguró enfáticamente la canciller al tiempo que recordó la terrible realidad de aquellos países donde EEUU ha realizado una intervención militar.

“Lo que ocurrió hoy (ayer) en la Organización de Estados Americanos no tiene ningún efecto jurídico ¡Venezuela triunfó!”, recalcó Rodríguez desde la sede del organismo en Washignton.
Más tarde en contacto telefónico con el Presidente Nicolás Maduro, durante el Consejo de Ministros realizado en Caracas, la Canciller recalcó la gran victoria popular de la diplomacia bolivariana y antiimperialista.

“La voluntad de los países fue mayoritaria en contra de la injerencia”, destacó Rodríguez al tiempo que resaltó la ejemplar y digna defensa de nuestros intereses realizada por la legación venezolana en Washington.

Solidaridad y respeto

El representante ante la Organización de Estados Americanos (OEA) por Haití, Jean Víctor Harvel Jean Baptiste, dijo ayer martes en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente que la iniciativa del secretario general Luis Almagro de aplicar la Carta Democrática a la nación suramericana tiene un carácter golpista.

“Es un golpe de Estado maquillado a Venezuela… Las sanciones no son la respuesta”, sentenció el diplomático haitiano al tiempo que indicó que el informe de Almagro es solamente un rumor, ya que nadie lo ha leído.

En ese sentido, el funcionario haitiano se quejó ante el organismo regional porque no le fue entregada una copia del documento en su idioma, que es una de las lenguas oficiales. Calificó la omisión de Almagro como una falta de respeto.

Harvel sostuvo que la OEA violó las reglas elementales de la organización. Finalmente, se manifestó a favor del respeto “a la no intervención y la soberanía de los Estados”,
Por otra parte, durante su intervención, la embajadora de Jamaica ante la OEA, Audrey Marks, recomendó invitar a los mediadores del proceso de diálogo ante el Consejo Permanente del organismo para que presenten un informe sobre el estado de las conversaciones entre el Gobierno y la oposición.

Mientras se celebraba la ilegítima sesión, el pueblo de Caracas realizó una multitudinaria marcha en las calles de la capital venezolana rechazando la injerencia extranjera en el país. Una convocatoria que logró unificar a todos los sectores, incluso a aquellos que mantienen diferencias en distintos aspectos con la gestión de Nicolás Maduro pero que a la hora de defender la soberanía, cierran filas con la posición antiimperialista que caracteriza al Gobierno Bolivariano.

 

Artículos Relacionados