Partido Comunista Paraguayo: Para derrotar al stronismo debemos caminar con las palabras

Partido Comunista ParaguayoCreer en la trampa de esperar un milagro salvador desde las alturas, de abrigar ilusiones en una junta militar de los generales stronistas o en un gobierno reaccionario manipulado por la embajada norteamericana, a espaldas de nuestro pueblo, sería alentar el continuismo de un stronismo sin Stroessner y postergar el momento de la democratización, decía el manifiesto de nuestro Partido en noviembre de 1988.

En el comunicado por la caída de Stroessner, emitido el 6 de febrero de 1989, el Partido Comunista Paraguayo concluía diciendo que “Ante la nueva situación que se abre con la caída de Stroessner, con los nuevos espacios de libertad conquistados por nuestro pueblo movilizado en las calles, planteamos continuar la firme lucha por: 1- La derogación de la legislación represiva; 2- El esclarecimiento del destino de los detenidos-desaparecidos (A. Maidana, Soler, Villagra, Roa, Goiburú); 3- Salario digno, tierra para los campesinos, libertad de actuación de todos los sectores sociales y partidos políticos, sin exclusiones; 4- Por la formación de un gobierno de democratización, surgido del movimiento antidictatorial y popular, que convoque a elecciones verdaderamente libres”.

A 28 años de la caía del tirano Stroessner, las consignas de aquel tiempo siguen vigentes. Asumimos como autocrítica la falta de tenacidad y claridad para priorizar durante todo este tiempo la formación de un gran movimiento por el Juicio y Castigo a torturadores y saqueadores de la tiranía militar fascista encabezada por Alfredo Stroessner. En estos últimos años hemos venido insistiendo en que la democracia es práctica, debe ser ejercicio material, debemos poder constatarla en la calle, en la vida cotidiana, y no reducirla a una idea abstracta: una sociedad, un pueblo democrático se construye con el ejemplo práctico de lo que tolera y promueve, y de lo que no tolera y combate. Por eso el Juicio y Castigo es una necesidad a gritos, de cualquier proyecto democrático que para ser tal garantice la justicia social.

A días de cumplir 89 años de dignidad y coraje, las mujeres y hombres del Partido Comunista Paraguayo, celebramos cada lucha de liberación a lo largo y ancho de nuestra historia y del territorio paraguayo, y nos detenemos especialmente en esos 35 años de resistencia y valentía de miles de mujeres y hombres que hoy disputan nuestras conciencias contra el olvido, el silencio, el oportunismo, la indiferencia, el miedo y la mentira trabajadas por el enemigo para evitar que ejerzamos nuestra condición de mayoría como trabajadoras y trabajadores del campo y la ciudad.

La legislación represiva a la que se refería nuestro Partido tiene múltiples formas hoy y se sintetiza en la mal llamada “Ley antiterrorista” aprobada en junio de 2010, muy cuestionada y confrontada por nuestro PCP y por otras organizaciones del campo popular.

Mario Abdo Benitez (h), Goli Stroessner, Eladio Loizaga, Diógenes Martínez, Enrique Riera, Mirtha Gusinsky, Enrique Bachetta, Horacio Cartes y tantos otros y otras, no solo siguen reivindicando hoy el stronismo, sino que representan su continuidad de terror y de hambre, siguiendo su libreto de entrega de nuestros recursos y bienes al capital extranjero, saqueando y reprimiendo al pueblo organizado que confronta contra esa política criminal.

La dignidad de las presas y presos políticos, nuestra lucha por su libertad, el desarrollo de asentamientos patrióticos y solidarios, la recuperación del trabajo de base en sindicatos y movimientos sociales, el estudio y la formación de mujeres y hombres del proletariado y el campesinado para dirigir el país, la auto-organización y la autogestión del pueblo trabajador, son muestras que existen y que construyen un presente esperanzador para caminar con las palabras, al decir de nuestro camarada Mauricio, palabras que arrojaremos contra “los violadores de las esperanzas”, palabras que serán contundentes y fundadoras de sociedades justas y plenas, porque habrán nacido y seguirán naciendo de hombres y mujeres como Antonio Maidana, Obdulio Barthe, Augusto Cañete, Carmen y Miguel Ángel Soler, Wilfrido Álvarez, Derlis Villagra, Agapito Valiente, Julio Alcorta, Antonia Perruchino, Julia Solalinde, Octavio González Acosta, Ananias Maidana, Luis Casabianca, por nombrar solo algunos nombres, cuyas figuras nos llenan de emoción y de convicción, y cuya referencia son la base práctica de una juventud honesta, que está forjando revoluciones a la luz de esa palabra potente que nos une, que se fecunda en la historia de coraje de nuestro pueblo y que nace de la acción.

¡Libertad a los presos políticos! ¡Libertad al camarada Pedro Espinoza! ¡Juicio y Castigo a torturadores y saqueadores! ¡Recuperación de las tierras y bienes robados al pueblo paraguayo! ¡Fuera Cartes y el neostronismo! ¡Por un Gobierno Democrático, Patriótico Antiimperialista!

Partido Comunista Paraguayo
​ 2 de febrero de 2017

Fuente: PCP via Solidnet / RedGlobe

Artículos Relacionados