Evo Morales en Berlín. Screenshot: TeleSurEl presidente boliviano, Evo Morales, repasó el miércoles en una charla magistral que ofreció en la Universidad Técnica de Berlín, las dificultades y los éxitos de su gobierno en casi 10 años de gestión, revisando los indicadores que han colocado a su país en el primer lugar en crecimiento económico del continente, después de ocupar el último lugar de la región, antes de su mandato, y agradeció los convenios bilaterales acordados en su visita oficial a Alemania que, a su juicio, coadyuvarán al despegue económico boliviano.

Tras una revisión de su paso de la vida sindical a la política y después de reconocer que nunca se imaginó llegar a la presidencia de Bolivia, el Jefe de Estado afirmó que en su gestión ha cambiado la situación económica de su país, fundamentalmente con la nacionalización de los recursos naturales, particularmente de los hidrocarburos, y de las políticas sociales y de redistribución que han permitido reducir drásticamente los índices de pobreza. »Ahora tenemos otra Bolivia«, remarcó ante un auditorio que aplaudió su discurso.

A su juicio, fue importante gestar un movimiento político con las organizaciones campesinas, indígenas y originarias para defender la dignidad y la soberanía política, económica y social. Explicó que antes del 2006, la Embajada de Estados Unidos intervenía en asuntos políticos internos de Bolivia y el Fondo Monetario Internacional (FMI) ejercía una dominación económica. »Hemos revisado los datos después de llegar al Gobierno, para un crédito de 40 millones de dólares condicionaba el FMI a la privatización de las refinerías«, rememoró.

{youtube}JzdhMEPbepA{/youtube}

En esa dirección, remarcó que con varias políticas de impacto, en su Gobierno se logró la liberación política y económica, que consolidó la »soberanía« y la dignidad de su país. Puntualizó que en lo político se logró la refundación de Bolivia; en lo económico, la nacionalización de los recursos naturales y el crecimiento económico; y en lo social, la redistribución de la riqueza. »Garantizar la refundación de Bolivia ha tenido su costo, el 2006, 2007 y el 2008, una dura lucha, sino hubiera sido ese pueblo organizado, seguro no se aprobaba la nueva Constitución Política del Estado«, remarcó.

El primer Presidente indígena de Bolivia Consideró que su Gobierno demostró que las organizaciones sociales administran »mejor« el Estado que los »neoliberales«, tomando en cuenta que en la actualidad el Estado boliviano ya no es un »Estado mendigo, sino digno«. Según el Mandatario boliviano, la nacionalización de los hidrocarburos posibilitó una mejor distribución de la riqueza entre el pueblo boliviano, al contrario de las ganancias que percibían, en otras épocas, las empresas extranjeras. »La nacionalización nos ha liberado, la renta petrolera el 2005 sin IDH (Impuesto Directo a los Hidrocarburos) eran 300 millones de dólares de renta petrolera, el año pasado fue 5.400 millones de dólares«, refrendó.

En lo económico, aseguró que Bolivia tiene soberanía económica como para crear bonos sociales, tales como: el bono Juancito Pinto, el bono Juana Azurduy, la Renta Dignidad y el Subsidio Prenatal Universal, que redujeron la pobreza de 38% a 15%.

{youtube}wlQ3k1ffy4Y{/youtube}

Fuente: ABI / RedGlobe