Frente a las pretensiones de la oposición, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, recordó que fue electa por el pueblo y esto le otorga legitimidad a su Gobierno.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, denunció este martes en cadena nacional que la oposición de dicho país «busca acortar su camino al poder» por medio de una intentona golpista.

Rousseff aseguró que la oposición quiere llegar al poder dando un golpe a un Gobierno elegido por el voto directo de 54 millones de personas.

La mandataria brasileña indicó que ese intentó se inició después de las elecciones. Ahora «se expresa en la búsqueda incesante de la oposición para acortar su camino al poder», dijo.

«El golpe a los separatistas quieren hacer es, una vez más, y como siempre, es, contra el pueblo . Pero pueden tener certeza : no tendrá éxito» aseguró.

La presidenta aseguró que luchará para defender el mandato que le fue dado por el voto popular, la democracia y el proyecto de desarrollo que lleva su gobierno.

«Soy presidente para continuar el proceso de emancipación de nuestro pueblo de la pobreza y la exclusión», indicó en su alocución

Instó a cualquier persona que quiera dialogar, construir la paz política, la construcción del futuro , será como un socio para su gobierno.  

Fuente: TeleSur / RedGlobe